11.8.09

Altazor y el ritmo triste

Cae
Cae eternamente
Cae al fondo del infinito
Cae al fondo del tiempo
Cae al fondo de ti mismo
Cae lo más bajo que se pueda caer
Cae sin vértigo
A través de todos los espacios y todas las edades
A través de todas las almas de todos los anhelos y todos los naufragios
Cae y quema al pasar los astros y los mares
Quema los ojos que te miran y los corazones que te aguardan
Quema el viento con tu voz
El viento que se enreda en tu voz
Y la noche que tiene frío en su gruta de huesos

(Vicente Huidobro)


5 comentarios:

Lupita dijo...

Hola, me he pasado para saludarte, ya que hace mucho que no paraba por aquí y me encuentro con un bonito poema... genial.
Un besote.

La MaJo dijo...

:D oh melancolia, q va cayendo!!!

Lilyth dijo...

No se que me golpea más, el poema o la canción...

Canto y vida. dijo...

En si trata de llegar a lo que eres, y comparte ese descubrimiento con todos....
Llega al alma de los otros, márcate de raíz,
déjate abrazar por sus corazones. Demuestra que estás vivo...

Me encanta la poesía de Huidobro así como la de muchos poetas latinoamericanos.

Gracias por ese hermosos regalo.

Abrazos.

Maria Coca dijo...

Unos versos para calentar el alma y una melodía para que el frío nunca llegue.

Hermoso.