27.9.07

Preso de su Ausencia

Sus padres, gente muy decente y de buen apellido, habían trabajado mucho por darle un buen futuro. Le pagaron el colegio más caro y le compraron un coche cuando cumplió 15 años, Raulito era un hijo ejemplar, responsable, y muy cariñoso. Había traído las mejores notas durante toda su vida y sin duda sus padres se aprontaban a brindarle todo lo que necesitaba. Termino su licenciatura en Economía en tan solo tres años y con el promedio más alto. A nadie le sorprendió cuando ganó una beca para un doctorado y se fue a la Universidad de Harvard, donde su carisma le gano el respeto y la admiración de muchos de sus compañeros. Raulito se graduó con los más altos honores, e incluso estuvo a cargo del discurso el día de la graduación.

En Cambrige conoció al amor de su vida. Recorriendo los parques y museos de la ciudad, o caminando a orillas del Charles River, y revolcándose bajo las sabanas en su habitación de Dunster House, supo que la vida no tendría
sentido si no estaban juntos. La depresion lo invadia cada vez que recordaba la fecha de su partida.

Tuvo que regresar a Cochabamba pocas semanas después de graduarse. Allí, sus padres habían hecho alarde ante todo su círculo social, Raulito era toda una celebridad, tuvo que dar entrevistas y sus fotos se propagaron cual hongos en todas las revistas intelectuales y de farándula de la ciudad, llegando incluso a otras tantas de La Paz y Santa Cruz. El gran intelectual boliviano decían algunos periódicos, el futuro del país esta a salvo con gente inteligente y tan preparada como Raúl Quiroga Berrichea decían algunos otros. Sin embargo Raulito se entumeció con su soledad, deseaba más que nada poder volver a revolcarse bajo las sabanas que distantes de su realidad más le ardían.

Cuando esa noche recibió la llamada telefónica se puso a temblar, no lo podía creer, anoto el vuelo y después se fue contento a dormir. Se levanto temprano, había esperado tanto ese día que aun no podía creer que este había llegado, entro a la ducha acelerado, no supo que le invadía pero estaba seguro que no podría controlarse por mucho, rápido se vistió, y salio de su casa desesperado.

Al llegar al aeropuerto se encontró con varios periodistas que habían ido a entrevistar a prefecto de la región que llegaba de un viaje a Miami, los saludo con tranquilidad, estos le sonrieron. Cuando llegaba el avión, Raulito se conmociono, sintió su corazón latir con tanta fuerza que le faltaba el aliento.

De pronto se le vinieron a la cabeza aquellas caminatas a orillas del Charles River. Aquellos dias interminables en que su otra mitad le habia enseñado que la vida no son solo libros, sino aventuras interminables, y porque no, la plenitud del saberse amado.

Bajo las escaleras de tres en tres, y se detuvo en la puerta de llegadas, cuando Patrick cruzo el umbral, Raul sintió que se desvanecía, Pat se había dejado la barba y eso lo hacia todavía más atractivo. Se abrazaron, y después se dieron un beso ante la mirada atónita de toda la gente y las cámaras de la prensa cochabambina.



5 comentarios:

Pao dijo...

Y en Cochabamba????
Pobre Raulito!!!

Bravo por el cuento!, ojalá yo fuera así de valiente, digo, como para exponer mis cuentos en el rosadito.

Fuera de el bravo...el final lo manejaste muy bien y lo de Raulito me gusta. La contextualización otorga mucho significado que recién se deja ver en el epílogo. Bien logrado.

Besos a la distancia...

Maria Coca dijo...

Un cuento estupendo y repleto de valor. Me gusta la manera en que está redactado y el mensaje, los mensajes que subyacen frente a las cámaras de los periodistas. Enhorabuena.

Besos desde mi orilla.

electrokiss dijo...

hace mucho tiempo que no pasaba por aqui...
me alegra volver
:)

Utópico dijo...

Pao: gracias, es una de esas cosas q te sale en 10 minutos, me gusto escribirlo. Seguro que eres mas valiente que yo, despues de todo, eres mujer y yo tan solo un hombre....

Maria Coca: lo inspiro tu microcuento de la reputacion. gracias.

Electrica: Tu siempre eres bienvenida.

Joup dijo...

Exacto, donde andaran los Jilgueros, interesante, atrapante!!!!!!! buen cuento. jajaja y como dijeron por ahi.. y en cochabamba!....

Saludos utopico! ;) nos leemos tb en el facebook Besos!