3.10.08

América Latina, Déjate Parir!

2 de Octubre en Tlatelolco continúa estando presente

Ronda en plazas y mitines

Pavoroso y contundente…

…2 de Octubre no se olvida

Yo pregunto al evocar las heridas que nunca cierran

¿Cuando dejaran de rondar 2 de Octubres en la tierra?

(Fernando Delgadillo)



Este 2 de Octubre se recordaban los 40 años de la Masacre de Tlatelolco. Creo que un documento interesante es el libro de Elena Poniatowska que tiene el nombre: La Noche de Tlatelolco. Recomiendo también, buscar cosas en Ytube, aquí mismo les dejo un par de videos, es increíble la cantidad de documentales y entrevistas de todo tipo que pueden hallar en video. Hablaba el otro día con un amigo en Bolivia, al que le comentaba sobre Tlatelolco, y me dijo que no tenía la más mínima idea de que era Tlatelolco, aunque sí asumió que el nombre era mexicano.


Nadie sabe el número exacto de los muertos,
ni siquiera los asesinos,
ni siquiera el criminal.
(Ciertamente, ya llegó a la historia
este hombre pequeño por todas partes,
incapaz de todo menos del rencor.)


No pretendo en este momento, hacer una crónica sobre que paso en Tlatelolco, y porque, simplemente dejo en claro que fue una masacre de estudiantes por parte del gobierno federal mexicano. Me interesó mucho, sin embargo, lo que este amigo me dijo, principalmente porque fue él el que me envió un e-mail en Mayo, recordándome que debíamos recordar lo que ocurrió en Francia el mismo año, 1968, con consignas de ¡libertad! y ¡qué viva el Che! y toda la onda esa. Sin embargo ignoraba que ese mismo año los estudiantes mexicanos también tuvieron su '68 y fueron reprimidos a balazo sucio.


Tlatelolco será mencionado en los años que vienen
como hoy hablamos de Río Blanco y Cananea,
pero esto fue peor,
aquí han matado al pueblo:
no eran obreros parapetados en la huelga,
eran mujeres y niños, estudiantes,
jovencitos de quince años,
una muchacha que iba al cine,
una criatura en el vientre de su madre,
todos barridos, certeramente acribillados
por la metralla del Orden y la Justicia Social.


Es a este tipo de actitudes, a las que me refiero cuando hablo de la colonialidad, y el estado profundo de división y aislamiento históricos, al que nos hallamos sometidos en América Latina. Podemos hablar de la Revolución Francesa sin ningún problema, recordamos consignas como Libertad, Igualdad y Fraternidad, sabemos incluso quienes son Washington y Jefferson, quienes son Churchill y Mussolini. Sin embargo no sabemos quienes lideraron la revolución Mexicana de principios de siglo ni que se hizo en esa revolución. No sabemos que el Brasil era en un momento un Imperio, sí, con emperador y todo, y que nunca pelearon por su independencia, simplemente el emperador la decreto. Desconocemos la historia de la Argentina, de cómo repelieron a los ingleses. Y sólo he mencionado a los países grandes. No sabemos nada respecto a países de Centroamérica, y si algunos saben quién es Trujillo, probablemente se lo deben a Vargas Llosa por La Fiesta del Chivo. Lo único que sabemos de todos los otros países es que son pobres como también lo somos nosotros.


A los tres días, el ejército era la víctima de los desalmados,
y el pueblo se aprestaba jubiloso
a celebrar las Olimpiadas, que darían gloria a México.
(Jaime Sabines)


Estoy seguro que esto se repite en todos los países de América Latina. Dudo que la educación no universitaria, y en algunos casos incluso la universitaria, nos enseñen algo acerca de nuestros vecinos. Nuestros hermanos de lengua y sangre. Porque en América Latina somos hermanos de Sangre y Lengua, y sin embargo no nos dejamos ser. Porque podríamos Ser, si nos despojásemos las máscaras que tan ilusamente nos hemos sabido poner, y es cierto, muchas veces otros nos han sabido poner.







Creo sinceramente, que hoy más que nunca, América Latina está tomando otro camino, un camino que siempre quiso para sí misma. Dicen algunos que los gobiernos de izquierda de Sudamérica quieren imponer un comunismo nefasto, muy a lo Stalin, pero por lo menos por ahora les tengo confianza, y creo que sí están construyendo otro mundo. Un paradigma otro, como dice ese gran intelectual que es Boaventura. Y que se están iniciando procesos de descolonización, no sólo del Poder, sino también del Conocimiento y del Ser. No es perfecto, de ninguna manera, hay muchas críticas bien merecidas que se tienen todos estos líderes que ahora tenemos. Pero creo vehementemente que por primera vez en nuestra historia, nuestros líderes si piensan en sus países y en la posibilidad de construir una América que ya existe a niveles culturales y lingüísticos. Pero a la que todavía le falta construir una identidad regional más solida y posible.







Otro Mundo es Posible, sí señores, claro que sí. Porque las perspectivas de millones de latinoamericanos en los últimos años han cambiado, porque ahora creen que si pertenecen a sus países, porque la esperanza ha vuelto a poblar sus corazones, y porque los Limites de lo Posible van poco a poco disolviéndose. Porque estamos dejando de ser un montón de muertos como en el cuento de Rulfo, y porque los senderos que recorremos son más parecidos a la alameda que soñó Salvador en la que esos hombres y mujeres de hoy y mañana pueden caminar libremente. Porque ya no vendemos la soberanía al mejor postor, como nos recordaba Marcelo.


Pablo Milanés nos dice en su canción, Yo pisare las calles nuevamente, de lo que fue Santiago ensangrentada. Y en una hermosa plaza liberada me detendré a llorar por los ausentes Pero el nos dice que no sólo recordemos Santiago, sino también Managua, Pando, Buenos Aires, Rio, San Salvador, Santo Domingo, y a una infinidad de ciudades en Nuestra América. Porque nuestra sangre ha sido derramada en todas las calles de América, por aquellos que siempre han tenido el poder, no sólo los gringos, ni los europeos, no, sino sus cómplices Las Elites Latinoamericanas. Porque si supiésemos nuestra historia, podríamos caminar por toda América Latina recordando que nos podemos unir a los que hicieron mucho y poco para liberarnos de este yugo que somos nosotros mismos, ésta prisión de mirar al norte y al otro lado del charco. Para que dejemos de lado, esta mutilante necesidad que tenemos de querer ser más como ellos, y en lo posible, dejar de ser del color de la tierra. Es quizás utópico pensar que construir una nueva América para nosotros Los Americanos sea posible, pero creo que se está logrando, y me atrevo a decir esperanzado que en 15 años las nuevas generaciones sabrán recordar Tlatelolco y brindaran con Tequila en todas las esquinas de este continente que todavía no se deja parir.


Cuando un estudiante apellidado Vega anunciaba que la marcha programada al Casco de Santo Tomás del Instituto Politécnico Nacional no se iba a llevar a cabo, en vista del despliegue de fuerzas públicas y de la posible represión, surgieron en el cielo las luces de bengala que hicieron que los concurrentes dirigieran automáticamente su mirada hacia arriba. Se oyeron los primeros disparos. La gente se alarmó. A pesar de que los líderes del CNH desde el tercer piso del edificio Chihuahua, gritaban por el magnavoz: "¡No corran compañeros, no corran, son salvas!… ¡No se vayan, no se vayan, calma!", la desbandada fue general. Todos huían despavoridos y muchos caían en la plaza, en las ruinas prehispánicas frente a la iglesia de Santiago Tlatelolco. Se oía el fuego cerrado y el tableteo de ametralladoras. A partir de ese momento, la Plaza de las Tres Culturas se convertió en un infierno.

Elena Poniatowska La Noche de Tlatelolco

5 comentarios:

Pablo Rivero dijo...

Estimado,
El alimento para las utopías proviene de la frescura del alma y de la conciencia de las acciones. Comparto contigo la dinámica del nuevo proceso latinoamericano en cuanto fuente de cambio. La historia, en mi simple opinión, nos debería permitir reflexionar sobre el presente y diseñar un mejor futuro que es quizás el objetivo en sí del gestante movimiento político latinoamericano al cual innumerables artistas, escritores, pensadores y personalidades del mundo entero se han adscrito.
Las limitaciones las persivo en la inmediata superposición de élites políticas, de espacios hegemónicos de reproducción del poder que no generen las respuestas que la historia les demanda.
Observemos pero también soñemos, al menos esto es lo que está a mi alcance.
Abrazos afectuosos y espero que podamos acordar una reunión similar a la de bloguivianos pronto!

Mariposa Amarilla dijo...

hola,
No sabes la emoción que sentí al ver tu post sobre el dos de octubre. Si algún día vas a Mexico y estas en Plaza de las Tres culturas, entra en silencio y con el puño izquierzo levantado, como los compañeros entrar cuando es la marcha... No hagas caso de los escándalos de cada año, no todos los estudiantes son bándalos.
Algún día América Latina será libre... el punto es tener memoria, tener presnte lo que pasó y no dejarse de indignar, porque el día que perdamos esa capacidad estaremos jodidos.
Un saludos y neta que me gustó mucho tu post.

La Vero Vero dijo...

Que semana más fuerte esta, ché.

Anduve muy metida con Tlatelolco, Chiapas y por último con los veinte años del NO a Pinocho, el día de ayer.

Se van a abrir pues, como decía Chicho, las grandes Alamedas, claro que si, ya se están abriendo. Hacía allá estamos yendo.

Que bien que le estés cascando al gran de Sousa, muy acorde con tu post, sirve parafrasearlo:

"No hay transformación social, ni emancipación, si no reinventamos el pasado"

NiNoSkA NoGaLeS dijo...

y porque otro mundo es posible, claro que sí!!!!
vamos a caminar las sendas del cambio!!!!

(Discovery en español este mes, esta pasando el documental sobre la masacre de Tlatelolco)

un abrazote

utópico dijo...

Pablo, esperemos que no traicionen (yet again) los proyectos de unidad. Es un momento propicio, pese a la profundidad de las crisis. Ya estaremos organizando un evento similar. Un abrazo!!

Mariposa, me alegro mucho que te haya gustado. Así será, espero ir un día a la plaza de las tres culturas, y levantar la mano izquierda muy alto. Un abrazo!!

Vero, en eso estamos, reinventando el pasado. Un abrazo!!

Ninoska, viste el documental, Otro mundo es posible? Es de lo mejor, te lo recomiendo totalmente. Besos!!