28.11.07

Algunos Argumentos Históricos y Contemporáneos

Mucho he visto en estos días, mucho he leído de las diferentes posturas sobre un mismo tema. O mas bien, muchas posturas sobre lo que muchos creen es un mismo tema pero que en realidad no lo es, son diferentes temas. Para unos es el tema de la capitalia, para otros el de la autonomía, para otros el de la violencia, para otros el de la incompetencia del Estado, y para otros la incompetencia de los ciudadanos bolivianos para ‘progresar,’ para muy pocos es del la reivindicación de los derechos indígenas, para muy pocos es el de la nueva constitución y lo que esta debe representar. Y es entendible, la mayoría de nosotros blogueros no somos indígenas y en cierto modo esas demandas, consecuencias de eternas frustraciones históricas, son ajenas a nuestra realidad. Nuestra realidad de clase medieros relativamente acomodados, claro si nos comparamos con el Sirionó que vive en la selva o el Uru-Uru que vive en las alturas.

Hace casi un siglo los intelectuales bolivianos todos creían en el darwinismo social y la estratificación de la humanidad por razas. Uno de ellos fue el que aun hoy sigue siendo considerado uno de los intelectuales más importantes en la historia de Bolivia. En su libro Pueblo Enfermo Arguedas nos dice.

‘En la región llamada interandina, vegeta desde tiempo inmemorial, el indio aymará, salvaje y huraño como bestia de bosque, entregado a sus ritos gentiles y al cultivo de ese suelo estéril en que, a no dudarlo, concluirá pronto su raza.’ (Alcides Arguedas – Pueblo Enfermo 1910).



Así es como en 1910 una de las figuras más importantes de la elite intelectual boliviana decretaba el fin del pueblo aymará y de todos los indios bolivianos, que por pertenecer a razas inferiores dentro de la humanidad pues no les quedaban más opciones que ser exterminados por la Civilización. Arguedas jamás renuncio a su visión de la realidad boliviana, y al final de su vida se convirtió en un admirador de Adolfito Hitler, lastimosamente sus ideas calaron muy profundo y todavía hoy mucha gente piensa que es la ‘inferioridad cultural’ indígena la causa principal de lo que se considera es el subdesarrollo boliviano.

Hoy Bolivia se encuentra ante muchas disyuntivas y notorias indecisiones, aquellos que fueron relegados a simple postal autóctona, o adorno folklórico, exigen sus derechos. Principalmente su derecho a existir, mellado por cientos de años. Pero también su derecho a rebelarse, a hacerse oír. ¿Por qué le cuesta tanto a la gente ‘bien’ entender que no sólo ellos tienen derechos? Hablan tanto de falta de dialogo e intransigencia de parte del gobierno. Pero no se ven al espejo. Son ellos los que se rehúsan a dialogar, a entender que sus privilegios de clase no van más, que el cambio ha llegado y esta aquí para quedarse.

Muchos me dirán que no se esta dando ningún cambio, y quizás que los privilegios de los que hablo son producto de mi imaginación. Pero no lo creo así. Otros dirán que lo que se pretende es tomarse una revancha, dar la vuelta la mesa, que ahora ‘nosotros’ seremos los de abajo. Pero también tengo mis ciertas dudas sobre eso. Después de todo seguimos siendo los dueños de todo en Bolivia, y nadie esta exigiendo la expropiación de la propiedad privada, excepto en el caso de tierras que no son productivas. Es más la nueva constitución garantiza la propiedad privada. Creo que lo que se pretende y lo que se quiere más que nada, es establecer espacios y mecanismos que faciliten a los pueblos indígenas, y a los mestizos que tienen más aspecto indígena que europeo, la posibilidad de subir en la escalera social, y al mismo tiempo en la posibilidad de descartar las escaleras sociales y proteger comunidades indígenas semi-egalitarias. Ahora algunos vendrán y dirán, pero se tiene que garantizar los mismos espacios para todos los bolivianos, pero yo estoy en desacuerdo, nosotros los clase medieros y jailones ya tenemos muchas facilidades y privilegios, simplemente por nuestra buena familia o ‘buena presencia,’. Todo esto que digo, ustedes en el fondo saben que es cierto, es inútil negar que no es así. No hay igualdad en Bolivia. Y lastimosamente Diego Covarrubias tiene mas privilegios que Hernan Colque, lo se porque yo soy Diego Covarrubias.



Muchos usan el argumento de que el gobierno a colocado cualquier ignorante en posiciones de poder privilegiadas, no se hasta que punto sea cierto, la ignorancia es algo relativo, antes por ejemplo había ministros de educación que eran dentistas, o ministros de economía que eran ginecólogos… me dejo entender… Sin embargo todos los ministros del actual gobierno tienen a muchos de los mejores profesionales del país trabajando con ellos, en muchos casos gente que nunca hubiera accedido a la posición en la que están por el simple hecho de que no pertenecían a ninguno de los partidos. No quiero justificar tampoco la corrupción. Estoy seguro y muchos me contaran o argumentaran que igual nomás hay corrupción, que igual nomás se esta robando, y estoy de acuerdo, con seguridad hay gente que se ha corrompido. Eso obedece principalmente a la naturaleza del sistema político boliviano, es después de todo un nido de corrupción. Por eso me llama mucho la atención el artículo 28 de la nueva constitución que dice:

El ejercicio de los derechos políticos se suspende:

1. Por tomar armas y prestar servicio en ejército enemigo en tiempos de guerra.

2. Por defraudación de recursos públicos, previa sentencia ejecutoriada cuya pena no hubiera sido cumplida.

3. Por traición a la patria

Es decir, la corrupción esta al mismo nivel que la traición a la patria. No puedo hacer otra cosa que aplaudir eso. Creo y no creo que nadie lo discuta, que la principal razón de nuestro ‘subdesarrollo’ no es que los indígenas son flojos, sino que la corrupción reina, y todos buscan sus propios intereses. Mientras mas engordes cuando eres político de turno, mejor! Y mientras, todos los demás, jodidos como siempre.

He estado leyendo la nueva constitución y realmente me parece que están acertados en muchas cosas. En ningún lugar dice: ‘los mestizos y blancos perderán sus derechos y libertades,’ ‘este es un estado indio y el resto no cuenta,’ ‘el español esta prohibido.’ Ni nada por el estilo. No es una constitución excluyente, trata mas bien de eliminar sistemas de violación de derechos no solo de los indígenas sino también de la mujer y de otras minorías (las mujeres no son una minoría son mas de la mitad). Condena la represión de ideas y costumbres, y la opresión de los diferentes pueblos. Prohíbe la discriminación ya sea de razas, de etnias, de lenguajes, de géneros, de opciones sexuales, etc.

Renuncio a la violencia y la condeno, ya lo he hecho en mis últimos posts, pero seguro que si no lo hago ahora viene alguien a decirme que ya me vendí al gobierno y que ya no condeno la violencia. Lo siento no te voy a dar el gusto quien sea que eres. Sigo criticando la violencia y exijo que sea quien sea el culpable pague. Y todavía le pido a la gente que llame al gobierno a que se investigue y esclarezca todo esto.

Escribo esto porque noto en todos los posts que hay un ambiente de ruptura y desesperación. De adiós Bolivia, de ¿Qué nos pasa?, de no me vendo!. Los entiendo a todos, es un difícil momento. Pero creo que hay que hacer de tripas corazón y leer bien esa constitución y ver porque algunos líderes bolivianos se oponen a este tipo de reformas. Creo que es principalmente porque esta constitución esta otorgando derechos a los que no los tenían, y porque trata de cortar la corrupción de un sopetón, cosas que nunca jamás hubieran ocurrido con la maquinaria partidista de los 90’s.

Estoy seguro que no lo se todo y que lo poco que escribo aquí es apenas una perspectiva y una miniatura de opinión. Pero estoy seguro que si todos ustedes leen 10 artículos a conciencia y los comentan, pues cubrimos todo el campo y bien rápido.

Las libertades hay que exigir que se las garantice, pero también hay que saber de que lado estamos, o que queremos, no es oponernos por oponer, es importante entender y después decidir. Al menos eso estoy tratando….

Debemos exigir que la Asamblea Constituyente vuelva a reunirse. No puedo aceptar el referendum a menos que se reuna la Asamblea con todos o una gran mayoria de sus miembros y que estos despues decidan sobre la nueva Constitucion. La que por cierto todos debemos leer. En el caso mio ya gano mi voto, pero rectifiquemos los procesos y legitimizemos la nueva Bolivia. Sino el cambio siempre sera cuestionado. Esta en nuestras manos cambiar para bien y si no se llama a la Asamblea, en uno o dos o tres años algun ilustre señor saldra a gritar que es una constitucion ilegalmente concebida. Por favor hagamos las cosas bien hechas.



8 comentarios:

Joup dijo...

estoy segura que hay buenos articulos dentro de esa nueva constitucion, pero sigo de pie con mi NO en el referendum. No apoyo como ha sido redactada, ni como han estado gobernando desde siempre.. Creo que hay que ser consecuentes con lo predicado y algo que nacio bajo la ilegalidad es nulo no?

DIEGO dijo...

Todo lo que dices si bien son cosas que debemos tomar en cuenta, me queda el mensaje de que debemos priorizar el fondo sobre la forma.
Un saludo utópico.

La Vero Vero dijo...

Y te sale bien, Diego. Que reconfortante lectura la tuya y no por la calidad técnica que conlleva, sino por la calidez humana que acusa. Estos días he estado pensando mucho en la forma de apelar a la memoria, tanto así, que he recorrido mi historia propia como nunca, más allá de los 500 años que me preceden. He intentado hacer el ejercicio de entender al otro, he recordado (y esto es importante) a los indígenas que forman parte en mi vida, y debo decirlo son pocos, he recordado el colegio (ese lugar en que se evidencian los mayores niveles de adoctrinamiento de la normatividad occidental en la vida), la vergüenza de ser uno mismo. A mi bisabuela de pollera, la impresión al saber que lo era, el sentimiento “raro” que en mi provocaba el saberlo por primera vez, el ¿qué dirán en mi colegio?, el haberla retirado de mi historia al punto tal de no recordar cuando murió, el contarlo ahora.

Cuando éramos chicos, recién llegados de Oruro, vivíamos al frente del colegio Bolívar (colegio fiscal de tradición en La Paz) mientras se me trataba de adoctrinar en pensamiento y en “moral y buenas costumbres” (muñecas barbies, vestidos, brillitos de colores, y cariñositos) mi alma de niña se escapaba, a escondidas, a jugar al lugar privilegiado de los hombres, reventar cohetillos, cazar babosas, escalar paredes, en compañía de mi hermano y de el “Carlos Papa” (hijo del portero del colegio Bolívar), la ignorancia mía era tan flagrante, pasaba y pasaba abanderada los cursos de colegio y no sabía nada de lo que pasaba al frente mío, hasta que fui adolescente, casi joven, comprendí que “Papa” no era el “apodo” que le habíamos puesto, era su apellido. Un día me encontré al Carlos Papa en una fiesta de mi colegio, yo ya en tercero medio, creo. Me vió y me dijo ¿Verito, bailamos? Le miré con cara de ¿Quién eres? Me dijo, frustrado, Carlos, no te acuerdas de mi? Ante mi mirada, se autorespondió: No, no te acuerdas y se fue. Mi mala memoria es también parte de mi vida, no lo reconocí de verdad, en ese entonces yo ya era dirigente estudiantil. Cuando caí en cuenta lo busqué desesperadamente por todo el coliseo para decirle que si me acordaba, no quería que pensará que era racista o clasista o que se yo. Después pensé, a mucha gente le pasa que no reconoce a alguien de tiempo, pero no lo sufre tanto, quizás el racismo estaba en mí, pero de forma un poco más pasiva, la “necesidad de que sepan que no lo soy” es porque, quizás, uno lo es.

Al medio de eso, la vergüenza de ser morena, el soñar, mientras leía revistas “Tú” en tener dinero para hacerme operar mi aymará nariz. Como nos adoctrina el mundo para renegar de la raza… Luego conocí a la Santusa, una chola gorda, que fungía más de mamá, con ella siempre nos llevábamos bien, sus enormes enaguas eran un lugar de puro misterio, me gustaba sentarme a lavar ropa con ella y escuchar sus historias y su radio en aymará a todo volumen, prometía enseñarme, nunca cumplió. Luego vino la Margarita con la que vivíamos en eterno conflicto, ella quería usar pantalón y conocer mis secretos de “belleza” yo quería conocer los secretos de sus polleras. Teníamos casi la misma edad, y yo le ayudaba con sus tareas de matemática, pero vivíamos en conflicto, era una joven rebelde, renegaba de sí misma; pero ese momento me daba un poco de pena (yo, todopoderosa me daba el lujo de sentir pena por alguien) ahora me da rabia, se venció al papel de la mujer clásica cuando quería ser feminista. Y luego vino mi Angélica, como extraño a mi Angélica, es, sin duda, una de mis mejores amigas, y esta ya es relación de amigas, ella tiene 29 o 30 años y un hijo que se llama Rayner, cuando las cosas estaban mal en casa siempre tenía la sonrisa preparada, cuando uno de mis perros o mi gata se enfermaba era la primera que me entendía, cuando llegaba borracha a la casa me cubría, cuando ella lo hacía, yo la cubría. Ella es mi trabajadora del hogar, las tres anteriores lo fueron, pero yo nací mal para este mundo, no creo en relaciones de jerarquía, así que no las ejerzo. Ahora pienso, el papá de mi Angelica podría ser cualquier “Poncho Rojo”, así como mi papá podría ser cualquier “Terrateniente”.

Es difícil asumirse racista, en esta etapa, en otra, la biopolítica del poder es parte de aquello, nos enseñan a ser occidentales, ah! la Malinche, como castigó a nuestros pueblos, tan simple como ver belleza en los ojos, tener los ojos limpios para ver al otro, es un proceso de años, que algunos, quizás, estamos culminando (aunque nunca se sabe) otros empezando, otros omitiendo. Ya desde que tengo conciencia política y la ejerzo, especialmente en este tiempo, he recuperado harto mis raíces, palabras, danzas, dioses, costumbres, comidas; he hecho una lucha por dejar de mirar hacia fuera y mirar hacia adentro, pero es súper difícil, a veces no hay marcha atrás, solo voltear y recordar, curar el pasado a cada paso.

En mi vida he tenido novios mexicanos, chilenos, españoles, norteamericanos y guatemaltecos, pero nunca un aymará, quechua o guaraní (que nos vamos a tener que ir aprendiendo más naciones-culturas que estas tres ya están medio gastadas como discurso jeje) y hace poco, hace semanas …fíjate que belleza…mi alma se acuerda y esboza una sonrisa. Ví, de lejos a un hombre alto de pelo largo, le digo a mi amiga, mira ese chico que lindo, ella me dice es un dirigente Mapuche, es poeta. Fui a hablarle, buscaba que encuentre mi mirada, mi sonrisa, estaba flechada, apasionada, sin tapujos, sin historias, sin filtros. Estaba curada de mi pasado. Le voy siguiendo la pista a mi poeta Mapuche, algún día sabrá de mis latidos. Mis ojos están curados, es bello el norteamericano y es bello el Mapuche, tengo tantas ganas de volver a mi país con estos renovados ojos. Y poco a poco, voy reconciliándome, con estas actitudes tan sinceras con mi bisabuela, con el Carlos Papa, con la Santusa, con la Margarita, con mi niña misma que, producto de la estructura de valores, era racista consigo misma.

Pucha, Diego, gracias, me has hecho salir algo muy del alma, que me venía rondando hace días por la cabeza. Porque, además, sé bien que mi testimonio no es solo mío, sino de varios jóvenes que hoy tenemos las caras tras la pantalla y la fortuna de tener oportunidades. Si no son estas, nuestras historias propias, la historia de nuestro país. ¿Cuál es?

santiago dijo...

Firmo tu nota, solo le cambiaria donde dice Diego Covarrubias por mi nombre, muy bueno, de verdad.

Mauricio dijo...

Utópico,

Realmente una dosis completa de sinceridad en tus palabras. Ojalá todos vieran dentro de uno antes de ver los errores del otro. En un país debe primar la solidaridad y con opiniones como la tuya la esperanza vuelve a nacer.

Espero que lleguemos a ver el día en que los bolivianos nos veamos como iguales, compitiendo entre nosotros pero sanamente, con reglas justas, accediendo a los mismos beneficios del estado y luchando contra los mismos obstáculos.

Creo que la Nueva CPE es un primer paso, salvo que alguien denuncie alguna detalle muy ilógico le vamos al SI.

Saludos,

Lilyth dijo...

Tienes que tomar en cuenta que Arguedas vivió en otro tiempo y los datos históricos debe vérselos desde el contexto de la época. Me parece que tu intención era darle un marco referencial al pensamiento colectivo actual pero tenía que decirlo.

Creo que el crecimiento social, la maduración por así decirlo es un proceso muy largo que no puede ocurrir de la noche a la mañana, por algo tecnológicamente hablando hemos evolucionado bastante pero en cuestiones sociales seguimos preguntándonos lo mismo que los antiguos griegos.

Ya te lo he dicho antes, mi punto de vista es muy personal, me cuesta conseguir una objetividad, ponerme en zapato ajeno, así que mucho de lo que pienso o digo no incluye a las grandes mayorías. Pero insisto en ciertos términos con los que me siento invadida. ¿la nueva constitución, realmente, garantiza la propiedad privada? ¿estas seguro de que en la práctica se trata de la expropiación de tierras no productivas? Te lo comento porque la familia de mi madre es del campo, viven a 4 horas de Camiri y no tienen luz ni agua potable, todo lo que tienen es producto del esfuerzo y grandes sacrificios… sin embargo los pobladores de zonas cercanas marcan las tierras de mi abuelita cada vez que pueden y para una mujer de ochenta años es más que agotador iniciar una lucha a estas alturas de su vida. Repito que la sociedad es una moneda de dos caras, es cierto que la riqueza debe ser redistribuida, pero ¿no te parece natural que exista una parte contraria a ese cambio? A mi familia nadie le regaló nada ni heredaron nada ni robaron ni expropiaron, trabajaron duro y constante, desconozco las claves de su éxito (no lo digo porque sean grandes hacendados que es una farsa total, me refiero a éxito como el hecho de haber sobrevivido a las inclemencias del tiempo, de los gobiernos). La teoría social choca con la realidad. Te cuento una broma para explicarme mejor:

Están haciendo una encuesta en el campo, para saber quienes apoyarían al socialismo, le preguntan a un campesino si en el caso de tener dos vacas las compartiría, el campesino responde que si, hacen la misma pregunta con dos caballos y la respuesta sigue siendo la misma, cuando cambia el ejemplo a ovejas el campesino dice rotundamente no. El encuestador un poco confundido le pregunta el por qué de su respuesta, entonces el campesino le dice: Porque resulta que dos ovejas si tengo.

A eso me refiero cuando digo que la teoría choca con la realidad, todos podemos tener muy buenos sentimientos pero cuando se trata de ceder las posesiones ya no somos tan puros de alma, ¿verdad?

Sobre la corrupción te cuento que nada ha cambiado y vuelvo a utilizar la frase “cambiamos de amo pero no de sistema” ¿sabias que antes de entrar en funciones los nuevos titulares elevaron “su porcentaje” para aceptar o rechazar una licitación pública? Esto no lo vamos a cambiar por que lo diga la ley, lo vamos a cambiar con un profundo compromiso personal. Si no buscamos todos los mismos objetivos no lo vamos a conseguir, se trata de tener un poquito mas de amor propio dejar de rebajarnos por migajas que la dignidad no tiene precio.

Yo también estoy leyendo la nueva constitución pero mis conocimientos legales son muy cortos y te digo sinceramente que necesito la anterior para saber que puntos se cambiaron además de un diccionario jurídico para entender lo que significan algunos artículos, así que por el momento no me encuentro capacitada para comentarla. Por el momento te dejo una duda que nació en otro blog que en este momento no recuerdo pero se que comentas en él y sabrás de cual te hablo. Dice (que peligroso es andar con el dice, pero solo quiero despejar la duda) que para ingresar a cargos públicos debes hablar por lo menos dos de los idiomas declarados oficiales (casi encuentro al Zulu en esa lista jijiji es broma, es que todo esta muy serio) ¿acaso esto no es discriminatorio para los que solo hablan el castellano? En lo personal siempre he soñado con aprender quechua y guaraní pero soy nula para los idiomas, no puedo ni con el inglés que necesito tanto para mi trabajo.

Ahora un par de comentarios personales y un tanto fuera de foco, me das perspectivas, aunque no llego a coincidir en muchas cosas, me ayudas a abrir mi mente, a encontrar la gran parte que le falata a mi pensamiento para poder convertirse en crítico… es verdad que no podemos negar por negar y que todos debemos leer la nueva constitución no vaya a ser que resultaba ser buena ;)

… y… tienes un nombre de novela DiegoCovarrubias. Jajajaj que tengas un buen fin de semana.

lacholita dijo...

Hola... Es realmente una interesante e importante reflexión la que planteas referente al proceso actual.
Personalmente, considero que hoy en día los jovenes tenemos un reto que es recuperar la memoria de estos últimos 20 años, y en realidad hacer una revisión a "todo" lo que estaba escrito.. y ponerlo en tela de juicio, pues al final de cuentas estamos escribiendo la historia tambien... y no podemos ser ciegos.
un saludo

Utópico dijo...

Joup: no apoyo como fue pasada, ni los hechos de violencia. Pero también hay que tener en cuenta que la nueva constitución es crucial para el desarrollo de una nueva Bolivia, y darle un NO así nomás quizás llegue a ser más contraproducente en el largo plazo. Yo no apoyo a ningún gobierno, todos son relativamente lo mismo. Pero la constitución es necesaria y vital para el país y para los millones de gente que nunca han tenido voz.
El gobierno debe esclarecer los hechos de violencia y alguien tiene que pagar las consecuencias, de eso no hay duda alguna. Pero también es necesario sentarse a la mesa y discutir una vez más, no darle la espalda así nomás a un proceso tan importante.


Tocayo: El mensaje te llego y no lo podría haber resumido de major manera. Gracias por la visita. Y saludos utópicos!!


Vero: Cuando te leí me reconocí en todas tus palabras. Es realmente un largo proceso este de descolonizarse a si mismo. A uno le enseñan tantas cosas que siente que todo está bien, no se da cuenta. Tampoco es culpa de la gente, yo no creo en la maldad (aunque si hay algunos malos de verdad, pero muy pocos y marginales), nuestra realidad es así no porque la gente quiere oprimir a otra gente, simplemente que siempre hemos vivido así y es difícil aceptar que vivimos mal, que lo que pensamos ‘está bien’, realmente no lo está. Es difícil porque es difícil decirse eso a uno mismo, es un proceso muy largo y penoso, muchas veces frustrante, y creo que nunca culmina.
Yo tuve experiencias similares de niño. Tengo una abuela aymará de pollera, pero no fue hasta cuarto medio que lo asumí, antes hubiera negado rotundamente uno de mis orígenes. Pero no lo negaba porque yo sentía vergüenza de ella, sino porque el resto me hacía sentir que debía tener vergüenza, y probablemente al formar parte del grupo yo le hacia sentir lo mismo a alguno otro muchacho o niño, porque como bien notas todos contribuimos a esto. Recuerdo que una vez en la parroquia de mi barrio donde había gente de diferentes clases sociales y grupos étnicos estaban buscando un niño para que tenga el papel de pobre (en una pequeña obra teatral) y me escogieron a mi, pero yo agarre (tenia 11 años) y señale a otro niño y dije ‘no a mí, ese tiene más cara de pobre.’ Es que en Bolivia la gente tiene cara de pobre. Y esto va principalmente para nuestro lado del país, porque en el oriente la pobreza es también blanca. Pero en el occidente no, el pobre es por lo general indio o con rasgos mas indígenas que europeos, lastimosamente así lo veía yo de 11 años y estoy seguro que sigue igual nomás. Conozco niños que van colegios ‘bien’ que están constantemente siendo recordados que no son iguales a los otros, que ellos no son chusma, indios, gentuza, chojchos, johnnys y otros apelativos que andan por ahí, o como dicen los mejicanos, que no son nacos, de la misma forma en que me lo recordaban a mi, y de la misma forma en que muchos incluso hoy se ven y quieren hacerme notar, que ‘somos diferentes’ a ellos.
Recuerdo claramente como uno se mofaba de los nombres indígenas en las clases de historia. Por ejemplo cuando todo mi curso descubrió que el que encontró la veta en el cerro rico de Potosí se llamaba Diego Huanca, pues todos se rieron en la cara de los Diegos de mi curso (éramos mas de 3), una risa cruel con un dedo acusador. Realmente una cosa de todos los días que no debería ocurrir.
Es cierto eso de que cambia la mirada, cuando era chico veía a una chica con rasgos indígenas y me decía, y todos hacían coro, es una ‘imilla,’ pero cuando regrese a Bolivia después de mi primer viaje vi las cosas tan diferentes. No se, es un cambio constante, no olvidemos que la belleza es también un ‘producto’, que generalmente nos vende pinturas Monopol, y que está muy manipulado.
Que bueno por lo de tu Mapuche poeta, ojala todo salga bien con eso.
Tienes razón esa es nuestra historia. No la de los libros, la de acontecimientos políticos, económicos, y militares, esa es la historia del Poder, no la de la gente. La de la gente recién ha empezado a ser escrita hace unos 30 años, y en Bolivia nos falta mucho más en ese aspecto.
Gracias por pasar por aquí Vero.

Santiago: Gracias, ojala todos firmáramos un reconocimiento de quienes somos.
Saludos!

Mauricio: Gracias por las palabras. Es ciertamente el primer obstáculo, el primer paso en un largo camino que nos queda. Todavía nos queda descolonizar el conocimiento. Y después lo más difícil, el descolonizarnos a nosotros mismos, y encontrar quizás una identidad boliviana-latinoamericana, no sólo de discurso, una de verdad. En estos días ha sido un gusto encontrar una voz como la tuya.

Lilyth: Gracias por tan sincero comentario. Es verdad que hay que entender el contexto histórico de Arguedas, pero era, como bien notaste, una contextualizacion del tipo de pensamiento en el que vivimos, para la mayoría Arguedas sigue siendo lo más alto de las letras bolivianas, yo creo que deberíamos buscar otro tipo modelos de autor. Y su pensamiento no ha desaparecido. Mucha gente me sigue diciendo hoy que nuestro subdesarrollo lo debemos a que tenemos muchos indios y que estos son por naturaleza retrogradas y salvajes.
Si nos seguimos preguntando lo mismo que los griegos, es por que son preguntas que nunca van a tener respuesta, y que cambian de acuerdo a la realidad. Por otro lado, otras sociedades se han preguntado otras cosas, el caso de los chinos, los hindúes y claramente los Aymaras. Si vemos que nos preguntamos lo mismo que los griegos, es quizá porque nuestra sociedad ha sido construida en un molde europeo, nunca hemos hecho un análisis profundo de la filosofía y la cosmovisión andina, que nos ofrecen preguntas que son muy diferentes a las preguntas ‘europeas.’ Y que entiendo no conozcas, como yo tampoco las conozco a fondo, simplemente porque nunca han formado parte de nuestra visión de la realidad, vemos con ojos griegos, no con ojos andinos, o por lo menos con verdaderos ojos mestizos. Como quien dice somos mestizos porque no los dice el espejo, porque el conocimiento nos dice, o nos hace creer que somos europeos. Cosa que no somos, y que sólo descubrimos cuando vamos a Europa (en la que cultural y filosóficamente incluyo a Estados Unidos), y nos dicen tu eres latino, no eres occidental.
Sería quizás prudente preguntarnos otras cosas, y quizás explorar las conexiones con la naturaleza que tienen los pueblos indígenas de nuestro país, quizás sean buenos referentes para enfrentar el cambio climático y tantas cosas que se nos vienen, y para enfrentar también el desarrollo más armónico.
Reconozco que mucha gente tiene lo que tiene por grandes sacrificios, eso debe ser reconocido. Reconozco tambien que tuvieron que ‘sobrevivir’ a los diferentes gobiernos justamente porque el sistema es un sistema injusto que sólo beneficia a algunos. No es mentira que cuando alguien bien conectado, con familiares en el gobierno, quiere nuevas tierras, a veces basta con coimear a alguien y listo. Cosas como la siguiente han ocurrido constantemente en Bolivia: “Luchito hermano como es de tanto tiempo, necesito ayuda en estito. Y el otro respondiendo: no te preocupes hermano, te lo voy a poner nomás, hay que falsificar tal o cual documento.” No es mentira. No es mentira tampoco que cuando algún político quiso, beneficio a su familia y tierras de comunidad pasaron a manos de alguien. Porque esa gente tiene nombre y apellido.
Es está una constitución perfecta, no creo. No hay tal cosa. Nunca lo va a haber. Pero ciertamente es un buen paso. Como bien notas en tu ejemplo la teoría si choca, pero hay que hacer cambios que por lo menos nos permitan generar mecanismos de desarrollo más reales y menos discriminatorios.
No es una constitución comunista, los mismos campesinos en Bolivia no estarían de acuerdo con una constitución comunista. Es ante todo una reivindicación de derechos, muy justa por cierto. Y bueno, tienes razón siempre hay que mantener un ojo al charque y luchar porque se respeten los derechos de todos, no creo en la expropiación de tierras productivas, pero todos sabemos que mucha gente simplemente es rica porque fue amiga o familiar de alguien en la cima. Eso tiene que cambiar. Y tienes razón, no ha cambiado con este gobierno, porque ese es un proceso que durara muchos años, pero lo que si veo en este gobierno es que por lo menos tiene el deseo de cambio, y que hay artículos específicos en esta constitución para luchar contra la corrupción, y bueno, eso es algo que los partidos tradicionales nunca hubiesen hecho.
Ahora es cierto lo de los idiomas. Pero hay que ser claros en eso, se puede exigir al gobierno por ejemplo que eso sea efectivo en unos 8 años, porque me imagino que 8 años es mas que suficiente para aprender un idioma nativo. Y no me parece discriminatorio, porque no se exige que solo se hable un idioma nativo, sino que el español es el lenguaje que siempre va a primar. Ahora tenemos una motivación para aprender un idioma nativo. No es el único país que hace esto, en Canadá no puedes ser presidente si no hablas francés, y ahora hasta los candidatos gringos quieren hablar español. Yo personalmente no hablo ningún idioma nativo, ¿pero acaso eso no se puede aprender? Pero para ese tipo de leyes pues hay que dar un lapso de tiempo. Hay muchos diputados de zonas rurales que cuando van al campo necesitan un traductor, ¿eso no te parece discriminatorio?
Que diríamos si nuestros ministros hablasen ingles y cuando vienen a hablarnos nos hablasen en ingles, ¿Cómo nos sentiríamos?
Que bueno que abra tus perspectivas. Me alegra de sobremanera. Y tu también abres las mías, y mucho.
Y con respecto a lo de nombre de novela más bien no puse mis dos nombres…. Diego Leonardo Covarrubias…. Jajajaja, ahí si estaba más jodido.

Lacholita: Apoyo lo que dices, hay que revisar todo lo escrito, y reescribir nuestra historia, es quizás el único camino medianamente inteligente para crear un nuevo país. Un país en el que se pueda crecer mejor. Gracias por la visita.