12.7.08

Allá donde tú estés

Y no le tengo miedo a la muerte,
cualquier momento me llegará,
no me importa,
¿Por qué tendría que tenerle miedo a la muerte?
uno tiene que irse en algún momento…
Nunca dije que le tenía miedo a la muerte…
(Pink FloydThe Great Gig in the Sky)





Anoche, después de la cena en la casa de mi tía… me fui a la casa de Sara, una amiga de la universidad, y nos recostamos en su cama divagando sobre cosas sin sentido, como siempre. Pudimos también, escuchar un par de discos de vinilo que me compre pensando en el tocadiscos que aun no tengo. The Dark Side of the Moon de Pink Floyd, y aunque aun no puedo creerlo, un disco de grandes éxitos de Los Panchos, que encontré en una tienda de discos usados, en la sección de música internacional, cuando andaba por el Campus de Boston University hace unos días, buscando una copia de Meditaciones del Quijote de Ortega y Gasset, que un amigo me dijo había visto ahí.

No encontré las meditaciones de Ortega y Gasset, pero si hallé el vinilo de Los Panchos, supuse ese mismo instante que ese era un mensaje más que la vida le da a uno, y que necesitaba, a toda costas, escucharlo el 10 de Julio. Y es que ese día se cumpliría un año de la muerte de mi abuelo. Y fue así que hable con Sara, para escucharlo en su casa.

Fue una noche placentera a su modo… creo que la muerte de alguien querido, siempre se queda en el alma. Y es que la presencia de esa persona era como un clavito en la pared del espíritu, donde colgabas una pantalla de vivencias, pero al final, cuando la persona ya no está, el clavo se nos mete más y más… pero ya nada cuelga de este, y sólo nos queda el recuerdo inmenso y la desolación profunda que ésta ausencia ha causado en nosotros. Y somos incapaces de colgar algo de ese clavo, y simplemente nos acostumbramos a levantar la mirada, y pensar en todo lo que la pantalla tenía dentro suyo, y de vez en cuando derramamos muchas lágrimas y nos ponemos verdes de pena.

Me gusto muchísimo el disco de Los Panchos, tantos recuerdos vinieron a mí, en ese acordeón de sensaciones y visiones que la música sabe tan bien desenvolver, tanto que no pude contener el llanto. Afortunadamente, Sara estuvo ahí, y con un silencio sepulcral supo consolarme, mientras me envolvía en ese abrazo de amistad infinita… El día que mi abuelo murió, algunos de sus amigos, tocaron boleros el día del entierro. Fue muy triste, porque los versos de Espérame en el Cielo (tema que tocaron), pueden crear en vos la sensación de la muerte misma. De esa ausencia interminable. Cuando murió mi abuelo, murió algo mió, gran parte de mi niñez y adolescencia se fueron con él. Ahora no puedo sacar de mi cabeza los millones de veces que de niño me besaba o abrazaba, o me contaba proezas, mientras los boleros hacían de Banda Sonora.

Espérame en el cielo corazón
Si es que te vas primera
Espérame que pronto yo me iré
Allí donde tu estés
(Los PanchosEspérame en el cielo)





Ésta canción es de amor. Y es que lo que yo siento por mi abuelo, es un amor total, aunque él ya no este. Tuve la fortuna de decirle que lo quería muchas veces. Y por eso estoy muy tranquilo.

Hace un año me encontraba en Bolivia, un año y dos días atrás, me recosté a su lado mientras el cáncer se llevaba sus últimas horas de vida, y lloré muchísimo. Lo abrace, y le dije que lo quería, que él era el mejor padre que uno podría haber tenido. Como un niño quise dormirme mientras sus manos acariciaban mi cabello, como cuando era niño y veíamos juntos los partidos del Bolivar, o me contaba sus interminables historias de viajes taciturnos y nostálgicos recorriendo todos los caminos y carreteras del país. Para entonces, mi abuelo ya no tenía la capacidad de pronunciar palabra alguna, sólo quejidos de dolor, y la distancia implacable de una mirada perdida en cualquier parte. Sin embargo al abrazarlo y contarle cosas, dejaba de moverse y se serenaba… él sabía que yo estaba a su lado, podía sentirlo.

Salí de mi casa el 10 de Julio a las 3 de la tarde, fui a renovar una línea de TIGO que una amiga me prestó, activaron la misma a las 3:30 y a las 3:32 mi celular sonaba. Era mi hermana avisándome que mi abuelo había fallecido. Corrí descontrolado e histérico desde la Recoleta hasta la estatua de Abaroa, donde por fin un Taxi paro y me llevo a mi casa.

Anoche mientras la aguja recorría las líneas del Dark Side of the Moon, lo recordé todo, como si lo hubiese vivido ese mismo día. Creo que si hubiese una banda sonora para el anuncio de una despedida, The Great Gig in The Sky es la más indicada, lo sentí anoche… mientras recostado la escuchaba, y por la ventana entraba una brisa deliciosa, en una noche de verano tan perturbadoramente calurosa.

No tengo nada contra la muerte. Es más en ese entonces le implore que se apresure, y que de una vez el cáncer deje de torturar a mi abuelo. A todos nos toca irnos algún día. Y cada día que pasa sé que estamos más cerca del fin… Ésta noche me quedo en mi habitación, y esperare algo mientras me hundo en una lectura un tanto triste. No sé que espero… quizás que mi abuelo se siente a mi lado, y hablemos de política o de futbol, pero nadie cruzara mi puerta, y me quedare solo, mirando a través de la ventana…


And you run and you run to catch up with the sun,
but its sinking
And racing around to come up behind you again
The sun is the same in the relative way,
but you’re older
Shorter of breath and one day closer to death

Every year is getting shorter, never seem to find the time
Plans that either come to naught or half a page of scribbled lines
Hanging on in quiet desperation is the english way
The time is gone, the song is over,
thought I’d something more to say
(Pink FloydTime)

15 comentarios:

La Vero Vero dijo...

"Que rabia le va a dar a la muerte cuando de mi calavera vea crecer la flor de la primavera"

NiNoSkA NoGaLeS dijo...

aaah amigo leyendote fue inevitable no derramar una y mil lagrimas, volviendo a los momentos de pérdida... hasta hoy hay dos que me han marcado la vida.. mi abuelita, quien hasta hoy extraño poder abrazar y ver fisicamente y .... mi hijo.. mi pequeño que aun con su partida, me ha enseñado a tener esperanza y paz... entiendo tanto cada una de tus palabras y me leo en ellas... no pude evitar recordar un libro que fue trascendental en esos momentos, que de hecho te lo recomiendo "la muerte un amanecer" de Elizabeth Kubler Ross... este libro habla de forma tan especial del proceso del morir, la supervivencia de la consciencia y el arte de acompañar a enfermos terminales... es sencillamente muy bueno!....
amigo fuerza!!! esos momentos de nostalgia, recuerdos son inevitables aveces, pero pensemos que la muerte es solo un traslado más!!!
un abrazo y aqui te envio esta cancioncilla... escúchala!

http://www.youtube.com/watch?v=AyPUh_4mRXM&feature=related

Rafu dijo...

Yo tambi�n perdi a mi abuelito hace poco m�s de un a�o. Tambi�n estaba muy enfermo, y cuando muri� de alguna vez senti alivio y no me doli� tanto. El dolor vino con el tiempo, con los meses el vac�o empez� a crecer y meses despu�s de su muerte comenc� verdaderamente a llorarlo.

Son historias diferentes, imaginate que hay detr�s de cada persona.

Saludos, buena onda comprar discos de vinilo.

En mi casa ten�amos un tocadiscos pero mi padre no es para nada nost�ligo en esos temas y lo vendi� yo ten�a como siete a�os pero en un peque�o momento de lucidez suger� que nos lo qued�ramos.

�Para qu� si no lo usamos? - dijo - se va hechar a peder.

Tal vez ten�a raz�n.

Un abrazo.

Lilyth dijo...

Solo puedo enviarte un beso solidario y un abrazo que intente darte paz... solo eso... el resto querido Utópico, lo sabes... debes encontrarlo vos.

Yomismadesdeelfuturo

Sebastian dijo...

Por lo que veo, la figura de tu abuelo es tan fuerte en vos como en su momento lo fue para mi la del mio, que se fue también de cáncer, solo que el 94.

Esos momentos en los que uno se cae del tiempo con la música o con alguna persona, son extraordinarios. Son la felicidad según Cioran. Deberías agradecerle bastante a tu amiga de la universidad por ello.

Bueno, querido, va un abrazo.

Richard Sánchez dijo...

Estimado cumpa, gracias por desempolvar esos acordes que la mayoría, por no decir todos, los tenemos en nuestra memoria musical. Es parte de nuestra banda sonora... y quienes aún tienen a sus abues pues que los disfruten, les pongan una grabadora (o filmadora) y pídanles que les relate parte de su vidas o un simple cuento; verán que eso es tesoro.


Un abrazo montonero.

Richard Sánchez
www.lamalapalabra.tk

Curucusí Ocurrente dijo...

me encantan los panchos
desde que los descubri en el 97
indudablemente pienso utilizarlos


Buen post
me imagino que tu abuelo estaría orgulloso de leerlo

un abrazo

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

Pensar que las personas a las que queremos tanto, dejan - sin darse cuenta - una infinidad de sensaciones en nuestro corazón, como para que su recuerdo esté con nosotros por siempre.

A mí los Panchos me hacen recuerdo a mi mamá y a los Domingos.

Te abrazo desde Chuquiago.

henry fer dijo...

expresas tanto, que es inveitrable acompañarte en tu self-review, y paticipar de las imágenes que planteas. déjame decirte que mientras leía tu post, hacía ése mismo recorrido, con diferenbtes emociones, pero con mucha nostalgia.
y no queda otra que acompañarnos, de alguna forma, por el recorrido que si o sí hay que hacer en esta vida.
un abrazo!
h.

morenada nada dijo...

Te abrazo cumpa Utopico. Hermosa reflexion para hacer de la vida una celebracion cotidiana, y asi la muerte llegara sin pesares.

Canto y vida. dijo...

De verdad que la muerte es como la vida algo que llega inesperadamente y de la cual no sabemos mucho. Últimamente he pensado mucho en ella también,eso a raíz de una enfermedad muy extraña que tuvo mi madre y de la cual afortunadamente se recuperó,luego de casi tres meses de clínica, hospital, tratamientos...Fue un milagro. Pero a partir de allí siempre pienso en esa acompañante silenciosa: la muerte, y la miro con respeto y temor al mismo tiempo. Trato de interpretar sus idas y venidas, por eso te entiendo.
Hay que seguir...llevar la vida y descifrar sus signos.
Te mando un abrazo y a seguir,si hay deseos de llorar, hacerlo, y luego continuar...¡¡¡remando y remando todo tiene sentido!!!.

La MaJo dijo...

jaaaaaaaaaa!
hello??????? is there anybody in there????
:D
saludos... q cosas no?
majo

utópico dijo...

Vero, la muerte es una musa más… te recomiendo (si es que aun no la has leído) las intermitencias de la muerte de José Saramago. Me gusto lo que pusiste, ¿de donde lo has sacado? Saludos!

Ninoska, gracias por la musiquita, realmente me gusto mucho! Y gracias por caminar del mismo lado… comprendo tu dolor, y te mando un abrazo enorme!! Gracias por el apoyo inmenso!! Saludos!!

Rafu, que pena por el tocadiscos, yo tengo uno, pero está en Bolivia… espero tener uno aquí… ya veremos. Que pena por lo de tu abuelito, los vacios como bien dices, llegan luego… cuando recién uno se hace a la idea… un abrazo!!

Lilyth, gracias por el beso solidario, tuvo habilidades curatorias, jajaja… y el abrazo, supo dar paz. Totalmente! El resto… lo encontrare con el tiempo. Besos!!

Sebastian, le di muchas gracias a mi amiga, y sí, la figura de mi abuelo es fundamental en mi vida. Un abrazo!!

Richard, gracias por compartir la banda sonora, no hay duda que los boleros son música que forman parte del repertorio latinoamericano universal, y que bueno que estemos montoneando!! ;-) saludos!!!

Curucusi, utilízalos viejo, además que irían muy bien con algún tema realista mágico que se te ocurra allí por tus latitudes ;-) espero que este orgulloso… se lo mande por email… jajaja… un abrazo!

Vania, los domingos para mí son de tango o zambas, jajaja… y sí, los seres humanos tenemos una increíble capacidad de crear inmensos espacios en la vida y recuerdos de la gente con la que convivimos-compartimos, eso es lo que nos hace tan fabulosos!! Jejeje… Abrazos!!!

Henry, Gracias por acompañarme(nos) en el recorrido de la nostalgia, siempre hacen falta pies amigos, y voces-oídos comprensivos. Abrazos!!

Morenada Nada, gracias!! La vida hay que celebrarla todos los días!! Sin falta. Un abrazo!!

Sandra, remar es una metáfora magnifica, así es la vida… un constante remar… y lo más interesante es que nunca sabemos si vamos con o contra la corriente. O_O un abrazo!!!

Majo, I nod, I can hear you, y si…. Cosisimas… jajajaja….

Luna dijo...

pucha, realmente me llego tu post..
no solo porque iniciaste con pink floyd, cancion que me recuerda epocas depresivas o me lleva a ellas a veces, si no porque cuando mencionas a los panchos, me haces recordar tantas cosas,un disco de vinilo recordando a esos seres que tanto bien nos hicieron y que lamentablemente se fueron, a mi me paso lo mismo sabes?, cuando descubri el disco de vinilo que mi madre antes de morir me regalo....
ella amante de Buarque y los Panchos..
imaginate..
al final de cuentas...todos nos tenemos que ir a algun lado...
ojala que sea el mismo.

Saludos

El observador dijo...

Everyday is getting shorter, never seem to find the time...
Que buena es esa canción, creo que la memoria se almacena bien en canciones, yo también tengo una banda sonora para cuando pienso en mi abuelo y puedo recordar perfectamente el momento en el que pensé: este momento es perfecto, la plática, la música y hasta la luz que se cuela por la ventana.
No es malo recordar, yo espero siempre poder hacerlo, nadie muere hasta que lo olvidan.
Un abrazo!
Por cierto, no has escuchado el Dark Side mientras ves El Mago de Oz sin sonido?
uuuuhhh!, es un viaje genial!