16.7.08

Inmigración

Hace pocos días hablaba de la migración, y la directiva de retorno que fue recientemente aprobada en Europa. Los comentarios que el post produjo me llevan a hacer un nuevo post, encarando el tema, quizás no desde una perspectiva de bronca, sino más bien, algo más analítica.

Se me cuestionaba sobre las justificaciones que pueda o no tener una política como la directiva de retorno. Creo sin embargo, que no existe justificación alguna, para atentar contra los derechos humanos. Aunque así lo haya pretendido Sarkozy. Hay los que argumentan que los inmigrantes son un peso al sistema social del país que los acoge, en particular los inmigrantes ilegales que gozan de los beneficios ‘sin contribuir’ al sistema.

No es lo correcto expulsar a los inmigrantes ilegales. Primero porque son gente que ya ha establecido una vida dentro del país destino, y no es justo que después de haber contribuido al crecimiento de esa economía, te digan ‘hasta luego, ya no te necesitamos’. Segundo porque el país que lo haga desestabilizara su propia economía. Los inmigrantes ilegales no trabajan de médicos, ni de ingenieros, toman los trabajos que los ciudadanos del país destino no quieren. No porque los expulsen del país, los ciudadanos tomaran esos trabajos, estos preferirán vivir de las rentas que su Estado pueda otorgarles mientras andan desempleados.

En realidad, los inmigrantes ilegales, le dan al país que los acoge, dos cosas. Impuestos y trabajo barato. Si es cierto que muchos no pagan impuestos cuando trabajan en restaurantes, o sectores de la construcción, pero en ese caso tampoco lo hacen los ciudadanos del país. Pero los inmigrantes ilegales tributan. Si el gobierno descuenta las contribuciones a la seguridad social, simplemente saca una buena tajada del trabajo de ese inmigrante, porque este jamás recibirá un peso de lo que ha contribuido, puesto que esas contribuciones caen en un limbo que los gobiernos bien saben aprovechar.

Lo que yo veo es bastante complicado. No creo que las excusas sobre la economía sean la razón para esta represalia contra los inmigrantes. A mi parecer, lo que ocurre en algunos sectores de la población Europea, es que la diversidad de grupos étnicos, los ha avasallado. Mucha gente siente, que lo europeo se va disipando, y que mucha gente de diferentes colores está transformando sus sociedades. Y las ideas y miedos sobre “el otro” se acrecientan.

¿Quién es el otro? Que determina la otredad. Y es que por primera vez, se ha llevado al mundo desarrollado (también ocurre en Estados Unidos), el supuesto conflicto de civilizaciones. Pero, me atrevo a decir, que la mayoría de los inmigrantes legales o ilegales, sólo quiere trabajar. No es su objetivo transformar Europa, ni convertirse en terrorista, ni convertir Europa al Islam, ni destruir occidente, ni ninguna de las otras tantas características que aquellos puristas les otorgan, y que tanto resuenan en tiempos de dificultad económica. Sí, con seguridad hay criminales, y quien sabe terroristas, pero no son la mayoría. Y no hay porque tenerle miedo a la gente que simplemente quiere trabajar. El concepto del otro, no contribuye a la construcción de sociedades saludables. Europa, puede encontrar en la multiculturalidad, una identidad nueva y global, ¿Qué acaso no era eso lo que se pretendía con la globalización?

Las soluciones que la Unión Europea ha preparado en el Pacto de Inmigración (que por cierto fue aprobado en un fin de semana… cuando les toma meses aprobar cualquier otra cosa), no son soluciones de fondo. Son simples remiendos temporales. Si los países europeos contribuyesen realmente al desarrollo de los países pobres, las migraciones no serían masivas, aunque seguirían ocurriendo (es natural en el ser humano migrar).

Concuerdo en que en un momento de crisis, no es económicamente saludable recibir más inmigrantes. Por tanto debe limitarse la entrada de más personas, caso contrario los sistemas si colapsaran. Pero los inmigrantes ilegales que ya viven dentro de le UE deberían ser regularizados, tampoco pueden mantenerse en el limbo legal. Y bajo ninguna circunstancia deben ser considerados criminales. No es crimen ser un inmigrante ilegal. Si se da ese paso, se retrocede muchísimo en materia de derechos humanos.

Los países desarrollados pueden seriamente eliminar problemas como el analfabetismo, y la sobrepoblación. Por medio del incremento de fondos que son destinados como ayuda a los países no desarrollados.

En fin… seguro que hay mucho más por decir… estas son sólo algunas cosas vagas que se me ocurren.

3 comentarios:

Lilyth dijo...

En el caso particular de España, no tengo idea de cómo es en el resto, pero decir que los ilegales gozan de beneficios sin contribuir es una afirmación mas complicada de lo que parece a simple vista, para empezar solo pueden acceder al sistema sanitario, hace poco ellos mismos han realizado un estudio en el que se muestra que los inmigrantes son el grupo que utiliza con menos la consulta médica, por lo general emigran personas entre 20 y 30 años que suelen ser sanas… entonces…
Es que no somos fichas de ajedrez que se puedan poner y quitar según la conveniencia, no se puede esperar que trabajen mientras se tiene una bonanza económica y que desaparezcan bajo la alfombra cuando llega la crisis. Pero una cosa hay que diferenciar, según mi conocimiento (poco y despistado) cuando te pagan en negro no pagas ningún impuesto, nada, porque el estado no tiene constancia de que estas trabajando así, porque el empleador debería hacer otro tipo de declaraciones (como darte de alta a la seguridad social) y por lo tanto pagar también, así que si es ilegal no se pagan impuestos. No llegué a entender la diferencia con el tributo y la tajada que hablas, tendrás que explicarme luego ;)
Concuerdo con el resto del post, los inmigrantes ilegales no son criminales, finalmente no es un eden vivir lejos de casa, no es lo que buscas para tus hijos criarse lejos de la familia, no es lo que uno sueña cuando es niño, quien diseña estrategias contra la inmigración no sabe lo que es necesidad, no sabe lo que es tener que dejar tu vida para hacerte una nueva con remiendos y migajas… que te puedo decir utópico, es un tema que me duele en el alma. Besitos!!

Lupita dijo...

La inmigración siempre ha sido un tema duro y difícil de afrontar que en muchos lugares ha constituido fuente de problemas, de disputas y de disparidad de opiniones.
Mi opinión es como tu nombre: utópica. A mi me gustaría creer que el mundo es de todos, que hay respeto y libertad de fronteras. Que existe tolerancia y que todos podemos aprender de todos, pero... desgraciadamente no es así y todos lo sabemos.
España ha sido tradicionalmente un país de emigrantes. Cuando aquí había pobreza, después de la guerra civil fueron muchísimas las familias que tuvieron que salir del país a ganarse la vida. La emigración española se dirigió principalmente a Alemania, Francia y Sudamérica.
Ho en día hemos perdido la conciencia histórica de este hecho, pero claro,las circunstancias tampoco son las mismas.
Por nuestra situación geográfica vivimos auténticas oleadas de inmigración ilegal, y no me refiero a las personas que vienen de manera "ordinaria" sino a todos aquellos que entran desde África jugándose la vida porque piensan que aquí van a tener un futuro prometedor. Esas personas vienen engañadas desde sus propios paises y se juegan la vida de forma absurda porque en cuanto les cogen los repatrian, y es muy difícil entrar porque está todo muy vigilado. Hace pocos días murieron 9 bebés en una patera... creo que tampoco se puede dar facilidades desde España (y se que lo que digo es muy duro)porque de algún modo se estarían incentivando este tipo de "suicidios en patera". Y con ello no quiero en ningún momento justificar nada, simplemente aportar otra visión. Como digo es un tema harto complicado y da para charlar muuucho rato.
Espero no haberme extendido demasiado.
Saludos.

utópico dijo...

Lilyth, como bien lo notas, los inmigrantes, son en su mayoría gente joven, y casi nunca usan los servicios sanitarios, lo que genera que uno contribuya a un sistema de salud del que no todavía no hace uso, es decir subvenciona a los ancianos del país destino. Por eso los inmigrantes son lo mejor que le pasa a un país en crecimiento, porque son un ejército de gente ya crecida (no tuvieron que invertir en su salud mientras crecían, ni tampoco en su educación, por más mínima o elevada que esta sea, puesto que ocupan diferentes posiciones dentro del mercado laboral).
En cuanto a lo de los pagos en negro, pues hay dos cosas. Uno que si le pagan en negro a un inmigrante ilegal, pues los impuestos a los que te refieres no serán pagados, eso es muy cierto. Y realmente no sé cómo será en España, pero en Estados Unidos, existe algo que se llama el Social Security number, o número de seguro social, que es el número que tiene el gobierno de ti y donde se registran tus impuestos por ingreso económico. Lo que pasa muchas veces (en la mayoría de los casos de inmigrantes ilegales), es que se falsifica este numerito, y el empleado paga impuestos, pero estos van a las arcas del estado, y no a la cuenta de seguro social del empleado (porque ésta no existe), a fin de año cuando cada empleado hace sus impuestos, los ilegales no los hacen (por razones obvias), y obviamente nadie reclama ese dinero (millones de dólares), que al final de cuentas va a engrosar las arcas del estado. Pasa en muchos casos, que un inmigrante ilegal que ha estado aquí por ponte… 10 años, ha estado contribuyendo al pedo. Y cuando se hace legal… nada… ese dinero no le corresponde, ni lo puede reclamar (porque lo que hizo era ilegal…)…. ¿? Pero de España no se… a lo mejor es diferente.
Ahora los otros tipos de contribuciones que un inmigrante ilegal hace, son las que todos los demás hacen. Pagan impuestos al consumo, consumen, pagan impuestos inmobiliarios (ya sea como dueños, o mientras rentan), y contribuyen al crecimiento económico del país en el que viven. Y bueno… algunas cosas más que ahora no se me ocurren, pero que con seguridad hay.
El tema me pone triste y también me duele en el alma…
Besos!!!

Lupita, como dices, es un tema harto complicado. Yo entiendo lo que dices, y contribuye muchísimo tu visión-perspectiva a este asunto. Yo tampoco creo que las oleadas sean tan positivas, las cosas necesitan ser más planificadas, y se quizás el remedio no está tanto en cerrar las fronteras, sino en contribuir a que esos países exportadores de gente, puedan generar mejores condiciones en sus propios países, así la gente no se ve en la necesidad de dejar su tierra (y yo se que España hace más que cualquier otro país Europeo en este terreno). Pero bueno… el mundo no es utópico, como quisiéramos… De todos modos, no creo que la expulsión de los que ya habitan Europa sea una solución. Si quizás limitar la inmigración en este momento, ya que la economía no puede sostener este tipo de flujos… pero bueno… tantísima tela que cortar. Y no, no te has extendido… aquí puedes decir todo lo que quieras… que te leeré con todo el interés del mundo. ;-)
Saludos!!