29.7.08

Multipolaridad: ¿A dónde vamos?

El mundo ha cambiado. Y ha cambiado mucho. Hace pocos días se reunieron en Japón, los ocho países más ‘desarrollados’ del mundo, el G-8, USA, Japón, Alemania, Reino Unido, Francia, Italia, Canadá y Rusia (en ese orden por GDP o PIB). En épocas pasadas estos países se reunían y decidían que es lo que iba a ocurrir en el mundo, el resto de los países miraba, y luego obedecía. Esto ya no es posible. China es la segunda economía en el mundo, India es la cuarta, Brasil, México y Sudáfrica, son ahora países que no sólo están entre las 15 economías más grandes, sino que también son las que más rápido crecen. Mientras que las economías desarrolladas crecerán a 1.3% en el 2008, los países en desarrollo estarán creciendo mucho más rápido, encabezados por China (9.3%) e India (7.9%). Todo esto nos deja con muchísimas preguntas, ¿Quién obedece a quien? Los países desarrollados firmaron acuerdos, dieron discursos… pero toda la opinión especializada coincide en algo… sin los países en desarrollo, sus tratados no sirven de mucho.




Los países en desarrollo, el G-5 (Brasil, México, China, India y Sudáfrica), tuvieron una reunión con el G-8. Como en épocas pasadas, los países desarrollados, pretendían imponerles su visión del futuro. Decirles que estaban creciendo muy rápido, que la crisis de alimentos era culpa suy
a, y que los precios del petróleo estaban altos por los incrementos en su consumo. Trataron del mismo modo, de convencerlos de firmar un acuerdo para disminuir sus emisiones de CO2 (dióxido de carbono), y emprender una lucha contra el cambio climático. A diferencia de épocas pasadas, los países en desarrollo, les pararon el coche y sentaron las bases de lo que será el futuro. Un mundo en el que sin sus voces el mundo no se mueve.

Y es que el mundo es mucho más complicado. Se le exigía, en un acuerdo, al G-5 que reduzca sus emisiones en un 50% para el año 2050. Los países en desarrollo, no firmaron ningún acuerdo, porque hacerlo comprometería su desarrollo… No hallamos ante un diálogo de sordos. China y Estados Unidos emiten cerca del 22% de CO2 cada uno. La diferencia es que China tiene a 20% de la población mundial mientras que los USA alberga a 4.6%. Lo que significa que un habitante en Estados Unidos contamina lo mismo que 5 chinos. Sin embargo, le exigimos a los chinos que corten sus emisiones. ¿ja? ¿Podemos decirle a los chinos que no se desarrollen? ¿No tienen derecho todos los ciudadanos del mundo a gozar de la comodidad y el consumo del que goza occidente? Y es que los países desarrollados emiten 62% del CO2 global… cuando son tan sólo el 13% de la población mundial. ¿Por qué más bien, los países desarrollados no se exigen a sí mismos una disminución en el consumo de recursos? Del mismo modo, creo que es necesario que los países en desarrollo se suban al tren de la transformación de la matriz de la energía, de una basada en fosiles (carbón, petróleo), a una mucho más reducida, diversa y sustentable (eólica, solar, con hidrogeno).

Se les pidió a los países del G-5 a que abran sus economías, para que todo el mundo se beneficie del comercio libre y bla bla bla…. La misma cantaleta de siempre. El G-5 respondió, que los países del G-8 deberían primero eliminar sus subsidios (Europa entregara 55 mil millones de dólares en el 2008, y USA 290 mil millones en un lapso de 5 años), y que una vez que los mercados de los países desarrollados estén abiertos, pues los precios de las comidas caerán, ya que los países en desarrollo pueden producir más comida a precios mucho más bajos.




En resumen no se llego a ningún lado. Simplemente se crearon dos frentes muy poderosos. Y los países en desarrollo firmaron en grandes letras su posicionamiento estrategico sobre el 2008, el año en que el mundo se volvió multipolar. Ya no son occidente y Japón los que determinan las cosas. Ahora lo que antes era el tercer mundo va cobrando más y más fuerza.


Pese a que siendo tercermundista me alegro cuando los países en desarrollo se convierten en alfiles, torres, caballos y reinas, en el ajedrez mundial, no puedo evitar el quedarme muy consternado. Y es que la solución no es un diálogo de sordos. La solución requiere un completo cambio en la percepción que tenemos todos del planeta. Deben los países en desarrollo asumir sus nuevas posiciones con mucha responsabilidad, y en lo posible no deben convertirse en ejes de la carreta mundial en el que vivimos, porque lo único que la misma está causando es la extrema pobreza en muchas partes del mundo, y la destrucción masiva del medio ambiente. ¿De qué nos sirve un mundo multipolar, si para el 2050 el mundo estará poblado por más de 10 mil millones de personas, de los cuales 2 mil millones serán refugiados de catástrofes medioambientales, y otros mil millones estarán pasando hambre?



Hoy un representante de Estados Unidos acuso a China de frustrar las negociaciones en la Ronda de Doha, y que al arrastrar a India consigo, solamente entorpecían más los acuerdos que buscan establecer. El representante chino, que por cierto estudio en la Escuela de Gobierno de Harvard, les dijo que lo que la China e India buscaban era que la Ronda de Doha contribuya al desarrollo equilibrado del mundo. El nombre oficial de la ronda, es Agenda del Desarrollo de Doha, y busca crear algún tipo de acuerdo comercial que reduzca las barreras y tarifas económicas globales, para que el comercio internacional lo solucione todo y vivamos felices para siempre. En realidad no era más que un plan de los países desarrollados para imponer su visión de lo que el mundo debería ser, y abrir los mercados Chino, Indio y Brasilero (aproximadamente 2 mil quinientos millones de personas), y otros países… pero la fiesta se termino, y les cuesta muchísimo darse cuenta de ello. Tanto que Estados Unidos (con la extrema ignorancia, soberbia y profunda desinformación que caracteriza a la administración Bush) no se da cuenta que no puede imponerse ante el resto del mundo, y que le toca sentarse a negociar y negociar, con los nuevos grandes países.

Por su lado Brasil se unió a India la semana pasada, y ambos países afirmaron que no serían parte del acuerdo sin que antes los países Europeos y Estados Unidos se comprometan a reducir sus subsidios. Si no fuese porque el presidente de México anda de sumiso, seguramente ese país podría jugar un rol mucho más importante. En fin… el mundo es bastante más complicado que antaño. Los chinos pesan, y pesan mucho. Creo que lo demostraran este próximo mes… cuando posiblemente le quiten el primer lugar olímpico a los Estados Unidos. Y se empiece a hablar de lo que algunos ya llaman, el siglo Chino… al parecer los imperios duran cada vez más poco…

No soy muy entusiasta de todo esto, creo que el mundo… cambiara nomás de chola, la pollera será la misma. A menos que se hagan cosas serias sobre el medio ambiente, y sobre la reducción del poder de las corporaciones, no creo que muchas cosas cambien. El poder lo tendrán los gringos, los chinos o el rey de Tangamandapio, al final… todo sigue igual, y las cosas no cambian nunca. Y los humanos… seguimos aquello que hemos aprendido a hacer tan eficientemente, destruir al mundo, y de paso al vecino… ¿Cuándo cambiaremos?



5 comentarios:

henry fer dijo...

buena pregunta... cuándo cambiaremos los seres humanos. sin embargo, me pregunto cuando daremos paso a lo qui soñamos como proyectyo de humanidad. y apretando más la daga, soñamos con ello? todos estos movimientos y puntos de poder a veces me ponen la piel de gallina, porque pareciera que sólo ellos "sueñan" con el camino que debe tomar el mundo.
en fin, palabras, si. pero gracias por hacerme pensar.
un abrazo,
h.

Pablo Rivero dijo...

Apreciado utópico, El reto histórico de nuestro tiempo es tremendo: redireccionar el curso ético de nuestro comportamiento hacia la especie y el planeta. Como bien describes no hay muchas más oportunidades y las posibilidades reales de que estos cambios se produzcan son escasas. La pregunta que agregaría es: el primer mundo (desarrollado) sus instituciones, representaciones, empresas y actores sociedades están dispuestos a modificar radicalmente su comportamiento en beneficio del resto (subdesarrollado)? Mi experiencia desde la "isla madre" del capitalismo es que lamentablemente no.
Saludos.

Fher dijo...

Bueno es un tanto complicado cuando tocas dos aspectos el político y el social o ambiental, ¿cuando cambiaremos? de seguro te diré que le veo pocas esperanzas para hacerlo, almenos no en el tiempo que nos queda...JAJA no quiero ser uno de esos extremistas religiosos que dicen que el final esta cerca, pero según las estadísticas que se nos muestran y tu mismo colocas en éste post nos muestran que no tenemos mucho tiempo ya, mientras políticamente unos discuten ciertos asuntos , la vida continua y por ende seguimos contaminando, déjame tomar tus palabras, en realidad tu cuestionante - ¿De qué nos sirve un mundo multipolar, si para el 2050 el mundo estará poblado por más de 10 mil millones de personas, de los cuales 2 mil millones serán refugiados de catástrofes medioambientales, y otros mil millones estarán pasando hambre?-
Te diré algo, aveces esos grupos de países industrializados (G8) mucho también influenciados por la OMC (Organización mundial de Comercio), en realidad es tanto o tiene tanto peso la política que las acciones de otras organizaciones que se dedican a proteger o luchar por el medio ambiente no logran mucho, para ser mas claro "Con la plata baila el mono" no es asi como dicen...?
Salu2

Rebelde dijo...

Creo que el concepto de 'multipolaridad' debe ser entendido de otra manera; no como la existencia de varios polos sino como la inexistencia de polarización. Así que, usando esa analogía, lo que debería perseguirse es la desaparición de esos polos que causan la polarización de nuestra sociedad-mundo-sistema.

Alguna vez lo habíamos discutido (incluso con Mauricio), el problema está en que la especie humana está sometida a lo que nuestra economía manda. La realidad es que, como dices, en el futuro seremos muchos miles de millones de individuos poblando la tierra, pero -y esto ya está sucediendo- las naciones industrializadas, léase G8&Co, serán las primeras en experimentar el colapso de este sistema por el simple hecho de que su envejecida economía no será lo suficientemente capaz de sustentar a las masas crecientes de jubilados necesitando cada vez más mano de obra joven -que no existe- y necesitando más materia prima para su producción -que no tienen.

El primer ejemplo de este caso es Japón -sin recursos naturales y con una demanda de trabajo que ha sido sobrepasada por la oferta hace varios años: recordemos que la cantidad de jubilaciones es superior a la de jóvenes que los reemplacen. Japón no sólo está empezando a sentir la falta de recursos naturales, debido al masivo consumo de productos por su vecino más gigante, sino también al hecho de que 'naciones emergentes' están viendo con más recelo sus propios recursos naturales a sabiendas de que los necesitarán para alimentar-sostener a sus crecientes poblaciones. Un colapso de la economía a nivel global, pues serán estos 8 países los primeros en caer. Interesante, pero a mí se me hace que los próximos cien años verán desaparecer al sistema capitalista-mercantilista-industrial como tal, quizás habrá que trabajar para construir uno nuevo.

Saludos Rebeldes


P.D., existen muchos otros países que están experimentando el mismo letargo poblacional: Alemania, UK, Suecia, Suiza, etc.

utópico dijo...

Henry, de nada, ;-) El poder es detestable, aunque ciertamente adictivo… lastimosamente cuando hablamos de altruismo, los políticos no son buenos puntos de referencia, porque lo que ellos son es egoístas. En fin… es triste la historia de la realidad, y la realidad histórica también… andamos en un mundo patas arriba, y aunque va cambiando, al parecer sólo se reorganiza dentro de los mismos sistemas de poder. Ya veremos si cambia. Un abrazo!!

Pablo, es lo lamentable, los que viven y gozan del “desarrollo” no están dispuestos a renunciar a ciertos aspectos de su comodidad. Lo peor es que tienen el cinismo de acusar a los de abajo, de destruir el medio ambiente. Y la prensa, y otros grupos hegemónicos, lo único que hacen es incentivar a la desinformación. El Zeitung de Alemania por ejemplo, “Los poderes crecientes, China e India, no brindan subsidies a sus granjeros. Estos pequeños productores, que son menos productivos, no tienen chance alguno contra una invasion de productos norteamericanos.” El argumento sin embargo, no nos aclara porque si los norteamericanos son tan productivos necesitan de subsidios. Más todavía, porque se rehúsan a quitar los subsidios, si es que son tan productivos. La verdad es que los pequeños productores del mundo en desarrollo tomarían la batuta de la producción mundial de alimentos, y los colocaría en la autopista del desarrollo, pero los de arriba no quieren, ni pueden aceptarlo. Pero las cosas se darán tarde o temprano. Cuando tengas mayores desastres medioambientales… el mundo recién empieza a cambiar, y si no cambiamos nosotros, el mundo nos cambiara a la fuerza. Un abrazo hasta la gran Bretaña, esa isla tan fascinante.

Fher, que catastróficamente triste y cierto todo lo que dices. Y es que lo que mueve al mundo es un sistema de valores basado en el interés monetario y bajo ninguna circunstancia la humanidad en sí misma. Es una lástima que sea así, pero creo que eso se debe a como el poder ha sido concebido. En fin, esperemos que las cosas cambien, y desde nuestras trincheras, hagamos lo que podemos… que algo, por pequeño que sea… siempre ayuda en algo. Un abrazo!!

Rebelde, Es cierto lo del envejecimiento de las sociedades industrializadas, o del mundo post-industrial como algunos prefieren llamarlas. Pero también existe la migración. Estados Unidos estaría dentro de los países que reducen su población si no fuese por la migración, y por el alto crecimiento demográfico dentro de la población hispana. Por ejemplo, el Pew Hispanic Center (de estadística) dice que los hispanos en estados unidos llegarán a ser el 30% de la población para el 2040, mientras que la población de origen europeo se reducirá. Lo mismo puede pasar en países europeos, particularmente España (los otros… son más reticentes). En fin… esas cosas van cambiando, y transformando el mundo-sistema. Falta saber si los nuevos europeos verán el mundo con los mismos ojos…
El colapso del sistema es simplemente inevitable, como bien lo notas, y como creo que todos intuyen. Todavia lo quieren salvar… y quizás una vez más los gobiernos del mundo desarrollado rescaten al capitalismo, después de todo esa es la función de los estados modernos, proteger al poder, y el poder es el capital. Pero sin duda el sistema mundo está sufriendo muchos reveses. No estoy seguro si la multipolaridad mencionada sea realmente la ausencia de polos. Porque si los nuevos ricos entran en el juego del poder, pues puede ser que terminemos en una jaula un poco más grande, si por otro lado se generan movimientos de liberación a todos los niveles (y creo que es posible, y que ya se están formando, por más que los miedos minimicen su existencia) el aparente debilitamiento del sistema mundo puede causar su propia caída. Creo que es necesario que estemos preparados para adoptar posiciones de transformación ideológica, y que seamos capaces de crear distintas construcciones de la realidad, que sean más apropiadas para cada sociedad. Los valores tienen que cambiar, quiéranlo o no los capitalistas. No les queda mucho tiempo de reinado. E incluso creo que el estado-nación como concepto está siendo cada vez más y más debilitado, al punto de que se generan diferentes ideas de identidad, pese a lo fuerte que se mantiene el romanticismo de “la patria” las cosas están cambiando sin duda. Pero cuan preparado está el mundo para lo que viene? Y probablemente vos sabes mucho más que yo de esto… yo creo que ya hemos cruzado el threshold point, el punto de no retorno, lo que nos queda es prepararnos para las catástrofes del cambio climatico. Incluso si dejamos de quemar carbón e hidrocarburos hoy mismo, ya nada detendrá el futuro… como generamos el cambio? Cuales son las estrategias? Que tipo de mundo queremos? Un abrazo muy rebelde y utópico!!