22.7.08

Carta de Amor: Analfabetismo en Extinción

Hallo muy interesante la Revista Decisio, en la que se pueden encontrar relatos de personas adultas en alfabetización. Ésta carta me gusto mucho, y la comparto con ustedes, dense una vueltita por la página, para que en este tiempo de crisis y problemas globales, démonos pues cuenta que todavía existe mucha humanidad dentro de la humanidad. Después de todo, los relatos de estos ex-analfabetos son inmensamente humanos.


Pues sí, me siento mucho mejor después de haber leído varias cartas. Realmente se las recomiendo.







Acabo de escribir mi primera carta de amor. La he escrito con el pulso temblón, el corazón al galope y la boca reseca.

Y no porque tema que María lo rechace. ¡No, hombre, si de algo estoy seguro es de que María recibirá la carta con mil amores!


Lo que pasa es que he escrito mi primera carta de amor a los 60 años y cuando llevo nada menos que 35 casado con María. Y conste: no por desamor, por olvido inexplicable u otra peregrina razón.


Es que hasta hace unos días yo no sabía garrapatear una dichosa letra, o siquiera leer un cartelito que dijera “Pe-li-gro”. Si de eso dependía mi vida, ¡allá íbamos de viaje!


Fue la misma María la que me contó que en el pueblo iban a enseñar a leer y escribir, y la que me embulló a matricular, tal vez para que un día yo pudiera escribirle una carta de amor.
Al principio me resistí, claro. ¿A la escuela con 60 años?


A esta edad los sesos están oxidados y la letra ni con sangre entra. Pero tanto me dio María, que al final me decidí. ¡Qué carajo!


Yo vivo en las afueras de Las Piedras, una ciudad 25 kilómetros al norte de Montevideo, donde a principios del Siglo XIX el general Artigas libró por la independencia uruguaya una batalla tan exitosa como la que ahora libramos contra el analfabetismo.


Cuando venía a Las Piedras a hacer un trabajito y me apuntaban la dirección en un papelito, tenía que dárselo a alguien para que me lo leyera... ¡Ah, cuántas vergüenzas pasé!


Sabía lo que eran la ferretería, la oficina de correos, la barbería y otros lugares a fuerza de usarlos, pero ¡la de sitios que descubrí para qué servían después de aprender a leer! Por eso digo que desde que dejas de ser analfabeto empiezas a ver al mundo con otros ojos.


Yo soy uno de los 25 vecinos de Las Piedras y sus alrededores que en sólo tres meses aprendió a leer y escribir mediante el método cubano “Yo sí puedo”, que al ser adecuado al país e impartirse por maestros uruguayos pasó a llamarse “En el país de Varela, yo sí puedo”.


¡Qué nombre tan bien puesto! Y ahora voy a seguir estudiando, demostrando que Yo sí puedo.

¿Verdad, María?


Solís Barrero, 60 años, trabajador manual,
Las Piedras, Uruguay.






utópias: , , , ,

7 comentarios:

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

Me encantó el sitio y la calidez de las historias, pero la de Solís es una de las más hermosas.

Yo les enseñé a leer a mis hijos antes de los 5 años, y es que no podía privarles de la maravilla de las letras por más tiempo.

El descubrir las palabras cuando uno es adulto debe ser una experiencia tan diferente, quiensabe más interesante, pues la experiencia ya vivida hace que cada palabra tenga más significado.

Un abrazo utópico, Utópico.

henry fer dijo...

que bella carta. buena cosa el que la hayas transcrito en tu post. esta llena de ternura, de amor, de vida. no sé, como que me emocionó.
un abrazote!
h.

utópico dijo...

Vania, es cierto verdad? Es una de las más hermosas! Que bueno que visitaste el sitio, es realmente un buen sitio para llenarse de esperanza al menos de ésta humanidad que se esfuerza tanto por joderlo todo. Estoy de acuerdo contigo, debe ser un descubrimiento inmensamente placentero y exorbitante! Él por ejemplo dice cosas sencillamente mágicas, como peregrina razón, pulso temblón, garrapatear, embulló… y otras que serían difícilmente usadas por un niño o un muchacho, en fin, fue una de las cartas que más me gusto. Sencilla y humana.
Un abrazo utópico, Manzanita!

Henry, a mí también me emociono, me parece una sonrisa a la humanidad… una sonrisa que tanta falta le hace a los jetones del mundo. Un abrazo!!

NiNoSkA NoGaLeS dijo...

y es que la letra no entra con sangre pero si con amor!!!.... que bella carta, que delicia!!! mil gracias por la recomendación amigo
un abrazo!

utópico dijo...

ninoska, disfruta del sitio, que realmente te hace pensar que el mundo no es tan malo... en fin...
;-)
saludos!!

La Vero Vero dijo...

¿"Yo si puedo"?

He ahí la prueba fehaciente de tu "msSSismo" jajajaja que raro que no hayan pasado por acá ya sabemos quienes a desvirtuar las cosas ya sabemos como jeje. Tanto convivir con el enemigo ya me da por saber como razonarían ellos jajajaja

Pero bueno, razonando ya como yo: !Qué hermosas cartas!

utópico dijo...

pues si... es que es facil restarle el merito a todo cuando nos conviene, lo dificil es reconocer nuestros propios errores. un abrazo!!