15.1.08

Al Otro Lado del Atlántico

Alfa y Orión se conocieron en el museo de Bellas Artes de Sevilla, la exposición de pinturas era extensa y extremadamente sustanciosa, una mirada al siglo XIX a través de las pinturas de Goya, Cezanne, Picasso y muchos otros… Sin embargo fue en ¿De donde venimos? ¿Quiénes somos? ¿A dónde vamos? de Paul Gauguin, que ambos se detuvieron y cruzaron miradas mientras exploraban el masivo lienzo. Examinaron la obra de Gauguin como nadie más en la sala lo había hecho, ambos se preguntaban a si mismos, cual era la reacción del otro, y sintieron la urgente necesidad de presentarse y lanzar la pregunta, pero ninguno se animo… Fue en la cafetería del museo que Orión se acerco a la mesa de Alfa y le pregunto, ¿te incomoda si me siento en tu mesa?, y con una sonrisa Alfa asintió.





Ya sentados, se presentaron, tan pronto hablaron reconocieron que no eran españoles y sonrieron, saberse latinoamericanos fue suficiente para estrechar un vinculo fraterno silencioso, emocionados se preguntaron el uno al otro que opiniones tenían sobre la exposición, que pintores les había gustado más, ¿que cuernos hacían en España? Se sorprendieron mucho al enterarse que ambos tenían planeado partir a Cádiz ese mismo día, y las coincidencias se hicieron mas truculentamente deliciosas cuando descubrieron que irían en el mismo autobús.


El viaje fue desorbitante, Orión se sorprendía con cada palabra, pregunta, afirmación o negación que Alfa hacia, la cantidad de coincidentes reacciones y experiencias destilaban un aire que lo confundía todo, que rayaba en los limites de lo posible, sentía que sus ideas se entrechocaban, se dislocaban las unas a las otras y lentito se enlazaban hasta perderse en el horizonte haciéndose indistinguibles e indefinibles.




Alfa no había reído así en muchísimo tiempo, durante el viaje compartió y mostró sus más íntimas ideas, le confeso a Orión sentir que lo conocía de toda la vida, desempolvo muchas de sus teorías y sus fantasiosas pero realistas clasificaciones estructuradas del comportamiento humano, desde el tipo de personas que acuden a una exposición pictórica, pasando por clasificaciones de tipos de turistas y el desentretelurador parecido que las mismas tienen con las mandarinas, e inclusive contó el análisis que había hecho sobre la intima relación que existía entre movimientos migratorios y las bicicletas.


Naturalmente decidieron alojarse en el mismo hotel, y durante la cena hablaron de la pintura de Gauguin. Orión, no estaba acostumbrado a comentar sus impresiones con nadie, pero hacerlo con Alfa era por demás apetecible, después de todo ella era la única que se había quedado como él masticando ideas e impresiones por un tiempo relativamente extenso.


Sabes, le dijo en un tono sesudo pero incierto, muchos expertos dicen que hay que leer el cuadro de derecha a izquierda, y que este es una representación linear del tiempo. Pero yo siento que no es así. Lo que Gauguin quería decirnos es otra cosa, primero es obvia su preferencia por las figuras femeninas y como éstas se amalgaman con la naturaleza, el único varón en la pintura si bien está al centro resalta mucho… no es parte de la naturaleza, y además es esta figura la que recoge un fruto, probablemente el fruto prohibido, lo que de por sí trata de destruir ‘la historia’ como la conocemos, sin duda alguna quiere decirnos que es el hombre el que va provocando su propia caída...





Los ojos de Alfa buscaban la pintura en el recuerdo, pronto la trajo consigo misma y acoto. Lo que a mi más me ha llamado la atención, ha sido que en la secuencia linear Gauguin empieza con la vejez, y termina con el bebé siendo cuidado por las mujeres sentadas. Pienso que lo que está tratando de decirnos es que como seres humanos que somos, estamos llenos de errores, y que lo que deberíamos de hacer es buscarnos en nuestros instintos, en nuestra inocencia, en la sencillez de lo que algunos consideran primitivo, pero que seguramente él halla placenteramente real y satisfactoriamente espiritual. En la época de Gauguin hubieron muchos cambios, y la velocidad con que la tecnología avanzaba, hacía que uno ande preguntándose esas cosas.


¡Eres una bruja! ¡Me has estado adivinando todo el día! dijo Orión, notoriamente sorprendido. Justo yo estaba por decir eso, y vos vienes y dices todo lo que pensaba…. Alfa estallo en un arrebato de risas, y respondió. Nos adivinamos nene, nos adivinamos… ¿quieres que te cuente mi teoría de las brujas?


Al día siguiente exploraron juntos la ciudad, visitaron el museo de la catedral y después el teatro romano. Pocos lugares podrían provocar tantos sentimientos encontrados como Cádiz. Se contaron el uno al otro sus proyectos y sueños y nuevamente coincidieron, hablaron de sus pesadillas y tormentosos fracasos y se reconocieron el uno en el otro. Caminaron sin rumbo, por muchas horas hasta que finalmente llegaron al puerto. Sin decirse nada se pusieron de acuerdo y se sentaron a ver los barcos.




Mientras un barco se perdía en el horizonte, Orión pregunto. ¿Crees que existe el UNIverso o que más bien hay la posibilidad de que vivamos en una cantidad infinita de MULTIversos?


No se creo que la realidad es mucho más que todo lo que tú y yo vivimos, pero no se como describirlo, respondió ella.


Yo creo, que vivimos en diferentes niveles del universo, en diferentes dimensiones de espacio y de tiempo. Simplemente no nos damos cuenta, en realidad no creo que exista un UNIverso, sino más bien unos MULTIversos, o PLURIversos. Con vos por ejemplo estoy en la dimensión y tiempo de los sentidos, de la sensibilidad, del descontrol, del corazón y de la emotividad, cada uno de ellos muy diferente del resto. Pero coincidimos en esos universos, nos conectamos a un nivel metafísico-espiritual, o mejor dicho nos conectamos a diferentes niveles, todos totalmente independientes y diferentes el uno del otro. En todos estos niveles vos y yo nos sabemos uno mismo, lo compartimos todo, y no porque queramos, no es intencional, sino porque al ser nuestra energía parte del tal multiverso, ambos nos sumergimos en el momento exacto, existimos en el tiempo y el espacio particular de ese multiverso, masticamos la misma realidad.


Sí, dijo ella notablemente sorprendida, y seguramente que son las limitaciones del lenguaje que sólo nos permiten mencionar algunos de estos multiversos, con certeza hay muchos más, muchos que existen fuera del lenguaje, algunos que pueden ser definidos por el lenguaje pero no en una palabra, y muchos, muchísimos otros más que sólo existen en la mente o en el corazón y que no las puedes expresar con claridad. ¡Pero si los vives! los vives constantemente a diferentes niveles como mencionas, y sólo algunas personas pueden percibir tales niveles.





Por ejemplo hay algunos momentos del día en los que me encuentro en algún multiverso en particular, que se yo, en lo poético, lo profundamente romántico, lo melancólico, y ahí estas vos igual, y siento que nos conectamos. Otros momentos estoy en un multiverso más sentimental-hogareño, más de estar ahí con el mundo, más de la playa y de disfrutar el día, y también te encuentro en esos multiversos, aquí por ejemplo, vos y yo frente al Atlántico, que parecerá cualquier momento en la vida de alguien, pero para mi no lo es, y siento que vos sientes lo mismo que yo, que entiendes todo lo que este momento frente al Atlántico representa, cada gota de agua, cada gramo de sal, cada grano de arena, cada pez, todo lo que existe entre este puerto y América, siento que vos si lo entiendes y más todavía, siento que entiendes lo que estos representan para mi.


Luego, viene otro multiverso, que creo que es el más importante entre los dos, puesto que pasamos mucho tiempo en el, y es en el que hemos pasado más tiempo juntos. Ese, es el multiverso de la introspección, en el que cada ser está consigo mismo, se explora y se sabe incierto, cuando estoy en esos momentos también te siento ahí, tendiéndome la mano. Cómo también te siento en el multiverso de los sueños, en el de las palabras, y en los de las imágenes y las pinturas… y así… sucesivamente. Claro que deben existir muchos multiversos en los que nos hallamos solos, o que compartimos con otros seres o personas. Pero con vos, estoy en la mayor parte de los multiversos. Se siente raro, y al mismo tiempo, uno se siente tan seguro.




Te entiendo, yo te siento así, como lo describes. ¿Sabes? Eres así como una estrella que se repite constantemente en mi día, y me lleva por todas partes, y en este momento por ejemplo te apoderas de mis labios, y dejas que salgan todas estas cosas, sin calcularlas, sin pensarlas, sin escogerlas… ahorita, estamos compartiendo muchos multiversos…. Los multiversos de los que hablas quizás sean una realidad. ¿De que otro modo sino, podríamos estar tan conectados cuando recién acabamos de conocernos hace 24 horas?


Sentados en el puerto de Cádiz contemplaban absortos el horizonte, y pensaron que de este puerto podían haber salido sus antepasados, muchos siglos atrás. Y que quizás no era sólo el azar que los había reunido, después de todo, el pasado y el futuro eran multiversos en si mismos. Asustados se contemplaron, el viaje pronto llegaría a su fin. Instintivamente Orión tomo la mano de Alfa y la acaricio, se sonrieron y supieron que el viaje apenas había (re)comenzado.




"Es bien sabido que la historia, que es una puta sencilla, no tiene momentos determinantes sino que es una proliferación de instantes, de brevedades que compiten entre sí en monstruosidad" (2666 - Roberto Bolaño)

9 comentarios:

Lilyth dijo...

No conocía tu teoría de los MULTIversos... tal parece que a vos también te gustan las teorías... ¿verdad?...

Me gustan mucho los puentes mentales que entrelazan ideas que empiezan en la cabeza de uno y terminan en la del otro...

Te propongo un viaje...

;)

Albanella dijo...

Sabia que encontrarías la forma de explotar y explorar tu idea. Supiste mezclar muy bien la teoría con el relato. Tienes razón, nada existe por sí solo y creo que tengo que meditar un poco mas sobre tu propuesta.

Besos!!

La Vero Vero dijo...

Ojalá Orión traiga lindas historias. Ya sabes depende del Multiverso, que tus historias se hagan, pues, versos múltiples.

Y qué se comparta no el Universo, sino el Omniverso.

Abrazo

utópico dijo...

lilyth: me encantan las teorias, en especial las que no tienen nada que ver con la ciencia.... me suenan mas ilogicamente sencillas y perfectas explicaciones de lo irracionales que somos los seres humanos.....
los puentes mentales, son de lo mejor que hay! ahorita mismo estoy pensando en 'la verdad' y las infinitas verdades, y las voces de mujeres que narran mis noches... mujeres entrometidas que se entran en la vida de uno sin pedir permiso... pero mujeres por demas cautivantes...
a donde viajamos?? cada que nos leemos viajamos, o no?? al menos yo he viajado con vos, ya a otras latitudes... o no te acuerdas de fragmentos?? pero bueno, desligandome de lo metafisico y pasando a nuestros locos huesos... a dondecito quieres viajar lilyth?? sepa usted que loco soy, vuelo nomas si me llama la atencion el espacio aereo... abro mis alas y salto desde mi lado del atlantico... a cualquier lado... jajajja
te invito a volar?

albanella: gracias... como me dijiste hay que mejorar los dialogos... nada existe excepto todo, jajajjaja, asi nomas es. meditemos! todas las meditaciones son fantasticas respuestas a las infinitas preguntas que nos hacemos a nosotros mismos.... besos mil!

vero vero: que se multiplique por miles de cantidades los multiversos, y que en mi vida explore por lo menos el infinitesimal percentil numero x y tambien porque no... x^-1 (x elevado a la menos uno), vivimos cuentos, todos los dias....
saludos!! abrazos!!!

La Cholita dijo...

ya decía yo que esto que leo ahora, lo sabía dentro mio!!!

Me encantó el relato, yo creo tb. en la teoría de los multiuniversos, solo q me es dificil hablar de ellos, simplemente los vivo.

abrazos multiuniversales!

Petisita dijo...

Me parece genial introducir una idea atraves de un relato. Se hace mas claro entender lo de los multiuniversos, que por cierto estoy de acuerdo con todo eso. Tus palabras denotan mucha sabiduria, mucha lectura, experiencia y preparacion, me siento mas pequeñita de lo que soy!!! Gracias por pasarte por Petizustra, tu comentario me dejo pensando, aunque como digo, los cambios se realizan lentamente, quizas ni veamos en esta vida la forma que tomaran con el tiempo.
saludos mil utopico.

LOCA!!.. como tu madre dijo...

Sin palabras, no dos palabras:
Sencillamente FASCINANTE!!!
besos Utópico

CUCHHHI dijo...

excelente espacio de creación...saludos!

utópico dijo...

cholita: es que vos y yo habitamos en muchos de los mismos multiversos, es dificil hablar d ellos, porque en muchos las palabras no existen, ni el lenguaje, solo el sentir.
saludos!

petisita: bienvenida!! a mi el tuyo tambien me dejo pensando por mucho rato. los cambios son lentos... muy lentos para nuestro gusto, no? pero con suerte llegaran.
saludos!

LCTM: Besos mil!!! sonrisas millones!!!

cuchhhi: Bienvenido!! muchas gracias!!
saludos!